Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 02 marzo |
San Ceada
home iconDesde Roma
line break icon

“¿Mejor morir que vivir así? ¡No, mejor rezar fuerte!”

Vatican Insider - publicado el 27/09/16

Cuando la oscuridad del alma, es decir la tristeza que «aplasta» y sofoca, la «desolación espiritual», golpea (y tarde o temprano afecta a todos), las vías para afrontarlo y superarlo son la oración y el silencio. Lo dijo Papa Francisco en la Misa de esta mañana, 27 de septiembre de 2016, en la Casa Santa Marta, durante la que subrayó: a la dudad que surge en los momentos de dolor, «mejor la muerte que una vida así», hay que reaccionar encomendándose a Dios».

La Radio Vaticana dio a conocer la homilía del Pontífice, concentrada en la figura del Job, que «estaba en problemas: había perdido todo». En la Primera lectura se lee, de hecho, que había sido privado de todos sus bienes, incluso de sus hijos, y por ello se siente perdido. Pero no lleva a cabo esa acción que haría podido ser instintiva: maldecir al Señor. La de Job es una gran «desolación espiritual», que tarde o temprano nos llega a todos. Él se desahoga frente a Dios, como un «hijo frente al padre». Justamente como el profeta Jeremías, que tampoco blasfema.

«La desolación espiritual —recordó Papa Bergoglio— es algo que nos sucede a todos nosotros: puede ser más fuerte, más débil… Pero aquel estado oscuro del alma, sin esperanza, difidente, sin ganas de vivir, sin ver el fin del túnel, con tanta agitación en el corazón y también en las ideas… La desolación espiritual nos hace sentir como si tuviéramos el alma aplastada: no logra, no logra, y tampoco quiere vivir: ‘¡Es mejor la muerte!’. Es el deshago de Job. Mejor morir que vivir así. Nosotros debemos comprender cuando nuestro espíritu se encuentra en este estado de tristeza extendida, que casi no hay respiración: a todos nosotros nos sucede esto. Fuerte o no fuerte… A todos nosotros. Entender qué sucede en nuestro corazón».

Esta es la pregunta que podemos hacernos, añadió el Papa: ¿Qué se debe hacer cuando nosotros vivimos estos momentos oscuros, a causa de una tragedia familiar, de una enfermedad, o cualquier cosa que nos deprima? Y agregó que hay quien piensa en tomar una pastilla para dormir y alejarse de los hechos, o tomar dos, tres o cuatro copas. Y recordó que esto no ayuda. Mientras la liturgia del día, insistió el Pontífice, «nos hace ver qué hacer con esta desolación espiritual, cuando somos tibios, estamos decaídos y sin esperanza».

En el Salmo responsorial, el 87, está la respuesta, recordó: «Que llegue a ti mi oración Señor». Es necesario rezar, rezar con fuerza, como hizo Job: gritar día y noche a fin de que Dios nos escuche:
«Es la oración de llamar a la puerta, ¡pero con fuerza! ‘Señor, estoy lleno de desventuras. Mi vida está al borde del infierno. Estoy entre aquellos que descienden a la fosa, soy como un hombre ya sin fuerzas’. Cuántas veces nos sentimos así, sin fuerzas… Y ésta es la oración. El mismo Señor nos enseña a rezar en estos momentos feos. ‘Señor, me has echado en lo profundo de la fosa. Pesa sobre mí tu furor. Que mi oración llegue hasta ti’. Ésta es la oración: así debemos rezar en los momentos más feos, más oscuros, de mayor desolación, más aplastados, que precisamente nos aplastan. Esto es rezar con autenticidad. Y también desahogarse como se desahogó Job con sus hijos. Como un hijo».

El Libro de Job también habla del silencio de los amigos. Ante una persona que sufre, dijo el Papa, «las palabras pueden hacer mal». Lo que cuenta es estar cerca, hacer sentir la cercanía, «y no hacer razonamientos».

«Cuando una persona sufre, cuando una persona se encuentra en la desolación espiritual – reafirmó Francisco – se debe hablar lo menos posible y se debe ayudar con el silencio, la cercanía, las caricias y su oración ante el Padre». Primero habría que «reconocer en nosotros los momentos de la desolación espiritual, cuando estamos en la oscuridad, sin esperanza, y preguntarnos por qué»; después, hay que «rezar al Señor como nos enseña hoy la liturgia con este Salmo 87 en el momento de la oscuridad. ‘Que mi oración llegue a ti, Señor’». Y finalmente, «cuando yo me acerco a una persona que sufre, tanto por enfermedad como por cualquier tipo de sufrimiento, pero que es propio de la desolación, silencio; pero silencio con tanto amor, cercanía, caricias. Y no hacer razonamientos que al final no ayudan, sino que incluso le hacen mal».

«Oremos al Señor –concluyó Francisco– para que nos dé estas tres gracias: la gracia de reconocer la desolación espiritual, la gracia de rezar cuando nosotros nos encontremos sometidos a este estado de desolación espiritual, y también la gracia de saber acompañar a las personas que sufren momentos feos de tristeza y de desolación espiritual».

En la ocasión de la memoria de San Vincenzo del Arroz, el papa ofreció la misa para las Hijas de la Caridad, que prestan sus servicios en la Casa Santa Marta.

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
TIMOR LESTE
Redacción de Aleteia
La última frase de san Juan Pablo II antes de morir
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
6
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
7
NEWBORN
Cerith Gardiner
12 nombres de bebés varones que combinan bien con «María»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.