Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 21 junio |
San Luis Gonzaga
home iconEspiritualidad
line break icon

5 elementos y 1 tarea para llevar una vida mejor

bikeriderlondon/ Shutterstock.com

Carlos Padilla Esteban - publicado el 27/09/16

No importa cuánto tiempo me queda, no quiero dormirme

Leía el otro día: “Para ser felices: Inocencia. Pureza del corazón. Despreocupación. Tener pensamientos sanos. Sabernos amados. La certeza de no estar solos. Hacer lo que nos encanta. Estar ocupados. Vivir en la presencia de quien nos ama. Estar conformes con lo que tenemos. Serenidad. Paz interior. Amor[1].

Y pensaba en todo lo que necesito para ser feliz, para seguir a Jesús, para ser fiel.

  1. Inocencia, para no juzgar la vida de los otros. Para ser capaz de ver lo bello, lo bueno, lo grande, detrás de feas apariencias.
  2. Paciencia, para no turbarme cuando las cosas no son lo que yo esperaba.
  3. Paz interior y serenidad, ante las contrariedades de la vida. Saberme amado siempre, para tener así hondas raíces.
  4. Hacer lo que me gusta.
  5. Ser delicado en el amor.

¡Es tanto lo que necesito aprender! Por eso hoy me pregunto: ¿Qué necesito aprender para llevar una vida mejor, una vida en Dios, una vida de misericordia?

Tengo toda una vida por delante. Tengo días, meses, años por delante. No sé cuánto tiempo me queda. No me importa. Pero no quiero permanecer impasible. Me da miedo aburguesarme, estar yo bien y no ver al que sufre y no oír a Dios.

Dicen que el Bosco asociaba el infierno en sus cuadros a instrumentos de música rotos, a la incapacidad para escuchar la música y para tocarla. Un infierno sin melodías llenas de vida. Un infierno sin voz.

No quiero quedarme mudo y aislado. Tengo mucho que cambiar en mi corazón para ser más de Dios, para ser hogar para muchos. Mucho que cambiar para que mis melodías tengan armonía.

Necesito estar anclado en Dios. Saberme amado por Él. Así podré ser instrumento de sanación para tantos hombres heridos. No quiero perder la vida banqueteando.

A veces creo que mi vida consiste en lograr grandes cosas. Alcanzar cimas imposibles. Ser admirados por tantos. Marcar un camino nuevo para muchos. Y me quedo en la pretensión que marca mi vanidad. La pretensión de valer.

O puedo vivir centrado en la búsqueda de mi propio bien, lo que yo deseo, lo que me interesa, sin ver más allá de mi corazón. Y vivo banqueteando. Y paso cada día delante del necesitado que vive en mi vida.

Seguir a Jesús tiene consecuencias en mi forma de enfrentar la vida. Quiero combatir el combate de la fe. Muchas veces es difícil. Me falta oído para escuchar lo que Dios quiere. Me falta una mirada misericordiosa para detenerme ante el que sufre. Me falta audacia para ponerme en camino.

Podré hacer muchas cosas, no sólo banquetear. Haré obras buenas. Pero miro con pesar mi lista de omisiones. Teresa de Calcuta decía que lo que no se da, se pierde. ¿Cuándo falté a la caridad? ¿Cuándo dejé de hacer lo que podía haber hecho? ¿Cuándo pasé de largo sin mirar el sufrimiento de otros?

Y cuento en el corazón cuántas veces no he amado. O he amado de forma egoísta. O he puesto límites a mi amor para no sufrir, para no perder demasiado. Para guardar mi intimidad, mi tiempo, mis planes. Y mi lista de omisiones es inmensa.

Y quiero vivir con paciencia, con amor, con delicadeza. Y quiero dar más cada día. No quiero dormirme. Quiero amar más. Cada día más.

[1] Claudio de Castro, El poder de la alegría

Tags:
felicidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
4
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
5
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
6
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
7
PAUL MCCARTNEY
Jordan Runtagh
«Let it Be»: la verdad detrás de la visita de la Virgen María a P...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.