Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
San Jenaro
home iconViajes
line break icon

Tres rosas a la Virgen de la Merced

© Marko Vombergar - ALETEIA

Salvador Aragonés - publicado el 24/09/16

Patrona de Barcelona, de los ejércitos de Argentina, Perú, Ecuador,...

La Virgen de la Merced, o Virgen de las Mercedes, tiene un gran arraigo popular, no solo en España, sino en toda América Latina. Concretamente es la patrona de Santo Domingo y en Argentina, Perú y Ecuador es la patrona de sus Fuerzas Armadas, donde es llamada incluso Generala o Gran Mariscala.

La Orden de la Merced fue aprobada por el papa Gregorio IX como orden militar para liberar a los presos en manos de los musulmanes. En España y Portugal es patrona de los presos, y la tienen por patrona las ciudades de Barcelona, Cádiz, Jerez y muchas otras ciudades de toda la geografía peninsular.

Por estas razones, hay muchas imágenes de esta Virgen en Europa y en el continente americano, donde en muchas provincias, estados y ciudades la tienen como patrona.

Especial devoción la tienen los argentinos de Tucumán, que nombraron patrona a la Virgen de la Merced o de las Mercedes, porque el general Belgrano estuvo orando mucho tiempo ante la imagen de la Virgen el día 24 de septiembre de 1812 y consiguió una victoria increíble –por la disparidad de fuerzas y material bélico– frente las tropas españolas y así ganó otras batallas y alcanzó la independencia de Argentina. El general Belgrano puso en manos de la imagen de la Virgen su bastón de mando.

La Virgen de La Merced fue llamada por san Juan Pablo II en su primera visita al Perú en 1985, “la Estrella de la Fe y de la Evangelización”. La Virgen de la Merced llegó con el conquistador Francisco Pizarro, que llevaba consigo a varios religiosos mercedarios quienes edificaron su primera iglesia conventual en 1535.

También en Cuba se venera a la Virgen de la Merced, además de a la patrona Virgen de la Caridad y del Cobre, en una antigua y popular iglesia de La Habana Vieja. Es una iglesia barroca que cuenta con más fieles y más participación popular en la capital.

Y junto a Cuba tenemos a otros países como Chile, Venezuela, Bolivia, Guatemala, Colombia, donde la devoción popular es alta. En Estados Unidos es la patrona del Estado de Delaware.

También la Virgen es muy venerada en Filipinas, Méjico, Costa Rica, Panamá, Nicaragua, Puerto Rico, Uruguay y también en Brasil y en Portugal.

La Virgen de la Merced, que significa también Misericordia, tiene una especial presencia en la Iglesia en este año en que se celebra el Año Santo de la Misericordia.

Es una virgen misericordiosa. Su historia nació en Barcelona, a orillas del mar Mediterráneo, cuando el 2 de agosto del año 1218 –hace casi 800 años—se apareció a san Pedro Nolasco para pedirle que fundara una orden religiosa para liberar a los cristianos presos, principalmente por los musulmanes.

Miguel de Cervantes da testimonio de ello en su obra Los baños de Argel. El Mediterráneo estaba lleno de corsarios turcos y de sarracenos, que atacaban a los barcos y desembarcaban en las costas llevándose a muchos cautivos.

San Pedro Nolasco contó para su fundación con la ayuda del gran jurista san Raimundo de Peñafort y del mismo rey Jaime I, el Conquistador. Fundó la Orden de los Mercedarios, que se extendió primero por la península Ibérica y después hacia América, Francia, Italia y toda Europa.

El papa Inocencio XII estableció para toda la Iglesia la fiesta religiosa de la Virgen de la Merced en 1686, y la fijó para el 24 de septiembre.

En 1687 Barcelona tuvo una gran y espantosa plaga de langostas. Los barceloneses imploraron la intervención de la Virgen de la Merced, la cual hizo el milagro o la gracia de terminar la plaga.

Por este motivo, el gobierno de la ciudad, el Consell de Cent, la nombró patrona de Barcelona, sustituyendo a Santa Eulalia, que pasó a ser co patrona. No fue hasta dos siglos más tarde (en 1868) que el papa Pío IX erigió canónicamente a la Virgen patrona de la ciudad.

Desde el siglo XVII la devoción a la Mare de Déu de la Mercè (Virgen de la Merced) no ha cesado entre los barceloneses y la han hecho incluso Princesa de Barcelona, como reza una popular sardana (la danza catalana más famosa).

Es una pena que el actual Ayuntamiento de Barcelona, en las fiestas mayores de la ciudad, ignore el aspecto religioso de la fiesta.

El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, pronunció en esta festividad una homilía que más bien es su oración a la Virgen, a la que felicitó por su onomástica elevó tres peticiones en forma de “tres rosas”.

La primera, los jóvenes, a quienes pide que sepan, como María, acoger la llamada de Dios para “la construcción de un nuevo mundo, de una nueva sociedad”. Ayúdanos “a salir al encuentro de todos los jóvenes con los brazos abiertos, con sinceridad, sin juicios, sin prejuicios”, anunciando el Evangelio “sin reduccionismos” y con generosidad -pidió-; “Dios nos ama”.

Omella entregó su segunda rosa, la rosa de las familias, y dijo que “el gran secreto para que una familia permanezca unida es que acuda al manantial del amor, que es Dios”. ¿Cómo? Lo dijo el Señor: “que os améis los unos a los otros como yo os he amado”. “Amar como el Señor nos ama… y nos ama con una inmensa ternura”.

“El amor tiende a la unión”, y esa falta de unidad acrecienta los “dramas familiares”, continuó el arzobispo Omella, y pidió que en la familia sepamos con las tres palabra clave del papa Francisco: “permiso”, “gracias”, “perdón”, y practicarlas diariamente en casa, y así darán “paz y alegría”.

La tercera rosa que ofreció el arzobispo de Barcelona a la Virgen de la Merced fue para “nuestros dirigentes”.

Y sin citar ni polemizar con el Ayuntamiento, que ninguneó el aspecto religioso de las fiestas patronales, pidió unidad entre todos (en posible alusión a los movimientos independentistas): “todos unidos podremos más que separados. No deberíamos excluir a nadie en esta tarea de crear puentes, de atender las demandas sociales, empezando por los pobres y necesitados, de establecer ámbitos de cultura, de formación en valores morales”.

Y citó como ejemplo a seguir a la Venerable Dorotea de Chopitea, chilena y catalana, que construyó en Barcelona escuelas y centros de formación para los pobres en el siglo XIX, y empujó la construcción del templo expioatorio del Tibidabo, el monumento religioso salesiano, con el Sagrado Corazón en su cima.

Y terminó su homilía diciendo a la Virgen “confiamos en ti y nos ponemos bajo tu protección… ¡Princesa de Barcelona, proteged vuestra ciudad!, Señora y Madre nuestra”.

Tags:
devocionreligiosidad popularvirgen maria

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.