Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 22 abril |
San Sotero y san Cayo
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa lamenta que el laicismo no quiera religiosas en los hospitales

SHUTTERSTOCK / sumroeng chinnapan

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 24/09/16 - actualizado el 11/08/17

El Pontífice anima a ver a Cristo en cada paciente. Se puede pensar: “Algunos enfermos dan fastidio…también nosotros damos fastidio al Señor”.

El papa Francisco lamentó que el laicismo aleje de los hospitales y de los enfermos la religiosidad y la labor de las religiosas de la misericordia. Lo comentó al recibir en audiencia este sábado 24 de septiembre en la mañana a las hermanas hospitalarias de la Misericordia en la Sala Clementina del Vaticano.

“A veces, en nuestro tiempo, una cultura secularista pretende también alejar de los hospitales cada referencia religiosa, a partir de la misma presencia de las hermanas”, dijo Francisco.

“Cuando esto sucede, sin embargo, se acompaña a menudo a dolorosas carencias de humanidad, en realidad discordantes en los lugares de sufrimiento”.

Así, pidió a las religiosas que “no se cansen de ser, hermanas y madres de los enfermos; la oración es siempre el elemento vital que sustenta su misión evangelizadora”.

Jesús está en las personas que sufren. Pero, advirtió que a veces se puede pensar: ‘Algunos enfermos dan fastidio’. Sin embargo, “también nosotros damos fastidio al Señor, y ¡nos soporta y nos acompaña! La cercanía a Jesús a los más débiles sea su fuerza”.

“Con alegría les doy la bienvenida en los días del Jubileo de la Misericordia, en el que están particularmente involucradas, ya que corresponde directamente a su vocación”, sostuvo el Papa al inicio de la audiencia.

Asimismo, saludó a Madre Paola Iacovone y agradeció a Dios por el compromiso de esta “familia religiosa” atenta a “las nuevas formas de pobreza de nuestro tiempo”. “Ustedes son signo concreto de cómo se expresa la misericordia del Padre”, dijo.

Recordó también en la fundadora de la Congregación, la Sierva de Dios Teresa Orsini Doria Pamphili Landi, “una prueba elocuente la manera como la Palabra de Dios puede cambiar la vida” de sus discípulos.

“Esta noble mujer, laica, apoyado por dos sacerdotes, se dejó guiar por las palabras de Jesús: “Estuve enfermo y fueron a visitarme (cf. Mt 25:36)”.

Frente a la debilidad de la enfermedad no pueden haber distinciones de estatus social, raza, lengua y cultura; Todos nos volvemos débiles y debemos confiar en los demás.

“La Iglesia siente como su compromiso y su responsabilidad acercarse a los que sufren, llevar a ellos consolación, consuelo y amistad”.

El Papa animó a las religiosas seguir en su misión de dedicar “su vida al servicio de los hermanas y hermanos” enfermos en los hospitales.

“Nunca darse por vencido en este servicio tan valioso, a pesar de todas las dificultades que pueden surgir”, expresó.

“A veces, en nuestro tiempo, una cultura laicismo pretende también alejar de los hospitales cada referencia religiosa, a partir de la misma presencia de las hermanas”.

“Cuando esto sucede, sin embargo, se acompaña a menudo a dolorosas carencias de humanidad, en realidad discordantes en los lugares de sufrimiento. No se cansen de ser, hermanas y madres de los enfermos; la oración es siempre el elemento vital que sustenta su misión evangelizadora”.

“Cuando se acerquen a cada enfermo tengan en el corazón la paz y la alegría que son el fruto del Espíritu Santo. En esa cama de hospital se encuentra siempre a Jesús, presente en la persona que sufre, y es él quien les pide ayuda”.

“La cercanía a Jesús y a los más débiles sea su fuerza”.

“El cuarto voto (el de pobreza) que les caracteriza como una familia religiosa es más actual que nunca, sobre todo porque aumentan las personas sin familia, sin hogar, sin un patria y necesitadas de acogida”.

El Pontífice las instó a vivir con coherencia el voto de pobreza, siguiendo a Cristo, que «siendo rico se hizo pobre» (2 Cor 8,9)”, añadió.

Por último, abogó porque la Santa Madre de la Misericordia acompañe siempre el servicio diario a los más débiles. “Les bendigo de corazón y les pido que por favor oren por mí. ¡Gracias!”, concluyó.

Tags:
enfermedadpapa franciscoreligiosas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
5
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.