Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 30 noviembre |
San Andrés Apóstol
home iconDesde Roma
line break icon

El Papa Francisco, ¡Es un autogol degradar la vida!

Shutterstock / dziurek

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 15/09/16

El Pontífice recibió en audiencia a la Asociación Bíblica Italiana

Algunas veces se podría “degradar” la “dignidad” conferida por Dios y en este caso, el hombre se hace un “auto gol”, esta es la metáfora futbolística usada por el papa Francisco al recibir en audiencia en la Sala Clementina del Vaticano a la Asociación Bíblica Italiana este jueves, 15 de septiembre de 2016.

El Pontífice dirigiéndose a los exégetas italianos, sostuvo que en la segunda narración de la Creación aparece cómo Dios “nos ha creado no sólo con su palabra, sino también con sus manos y su soplo vital, por así decir, todo el ser de Dios se ha involucrado en el dar la vida al ser humano”, sostuvo Francisco.

“Pero existe la posibilidad de que esta dignidad, conferida por Dios, pueda degradarse. Para decirlo en términos futbolísticos: el hombre tiene la capacidad de hacerse “auto gol”. Esto sucede cuando negociamos la dignidad, cuando abrazamos la idolatría, cuando damos lugar en nuestro corazón a la experiencia de los ídolos”.

Asimismo, el Papa rememoró que durante el éxodo de Egipto, el pueblo, cansado de esperar a Moisés que bajara del monte, “fue tentado por el demonio y se erigió un ídolo”.

Así, explicó que este ídolo de oro: “hace pensar en la fuerza de atracción de las riquezas, en el hecho de que el hombre pierde la propia dignidad cuando en su corazón las riquezas toman el sitio de Dios. Por el contrario, Dios nos ha dado la dignidad de ser sus hijos”.

Por último, en su estilo pedagógico el Papa realizó una serie de preguntas abiertas: “¿Cómo puedo compartir esta dignidad, para que se desarrolle en una reciprocidad positiva? ¿Qué puedo hacer para que el otro se sienta digno? ¿Cómo puedo “contagiar” la dignidad?

Cuando alguien desprecia, segrega, discrimina, no contagia dignidad, al contrario. Nos hará bien preguntarnos a menudo: ¿cómo asumo mi dignidad? ¿Cómo la hago crecer? Y también nos hará bien examinarnos para descubrir si y cuándo no contagiamos dignidad en nuestro prójimo”, concluyó.

Tags:
dignidad humanapapa franciscoriqueza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
OLD WOMAN, WRITING
Cerith Gardiner
Carta de una mujer de 107 años para luchar co...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.