Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: La falsa autosuficiencia crea esclavitud

Comparte

En la Audiencia Jubilar, el Pontífice explicó la relación entre la redención y la misericordia

“¿Cuántas nuevas esclavitudes se forman alrededor de una falsa libertad?”, invitó a pensar, el papa Francisco ante miles de fieles y peregrinos presentes en la plaza de San Pedro en el Vaticano en ocasión de la audiencia jubilar de este sábado 10 de septiembre de 2016.

“Al hombre de hoy le cuesta aceptar la idea de tener que ser salvado por Dios”, sostuvo Francisco en ocasión del Año Santo de la Misericordia, mientras se celebra en estos días el jubileo de los profesores universitarios e investigadores.

Sin Dios, el hombre de hoy se disuade de su propia libertad y crea nuevas esclavitudes. “Necesitamos que Dios nos salve y libere de toda clase de indiferencia, egoísmo y autosuficiencia”, afirmó el Pontífice al reflexionar sobre la relación entre la misericordia y la redención.

“La palabra redención hace referencia a la salvación que Dios nos ha procurado mediante la sangre de su Hijo Jesús”, explicó Francisco después de la lectura del Evangelio (1 Pedro 1:18-21).

El Obispo de Roma constató que hay una falsa ilusión en querer mayor liberad y olvidarse de Dios.

El hombre moderno “piensa poder salvarse él solo con el poder de su libertad. Pero esto, lo sabemos todos, no es más que una ilusión: nuestra vida está marcada por la fragilidad del pecado y por las numerosas esclavitudes que hemos creado en nombre de una falsa libertad”.

De esta manera, indicó que Dios es el único que libera. “Jesucristo se ha sacrificado por nosotros para darnos una nueva vida, llena de perdón, amor y alegría”.

Por ello, remarcó que Dios nunca abandona, “especialmente en los momentos de más necesidad”.

Por último, el Pontífice en sus saludos en español dijo que “Jesús viene a nuestro encuentro en cada uno de nuestros hermanos necesitados”. Así pidió abriles “nuestro corazón y acojamos su gracia, para que llevemos una vida hecha de amor, de perdón y de alegría. Muchas gracias”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.