Aleteia

De estar «clínicamente muerto» al podio olímpico

© Paolo Martelli-Genesis Cycling Team
Comparte

Juanjo Mendez ciclista paralímpico sin brazo ni pierna izquierda

«Me dieron por muerto. Estaba tapado con la manta que ponen a los fallecidos cuando un Guardia Civil se dio cuenta de que me movía. Mi hermano estaba en la camilla, le bajaron y rápidamente me montaron a mí para llevarme directo al hospital. Llegué clínicamente muerto”. Así explica Juanjo Mendez su historia en las páginas del diario deportivo Marca.

Juanjo es uno de los paralímpicos españoles que en estas semanas participarán en los Juegos de Río de Janeiro. Su historia impresiona. En Agosto de 1992 sufrió un accidente de moto. Llevaba a su hermanos de paquete, se desmayó e invadió el carril contrario de la carretera. Impactó contra un coche donde viajaban cinco personas. Todos salieron ilesos.

En el hospital volvió a la vida. Tras media hora de masaje cardiaco y ¡¡¡48!!! litros de sangre volvió a vivir. Le quedaron secuelas, perdió el brazo y la pierna izquierda. No perdió la fuerza y la esperanza y en el hospital vería los Juegos Paralímpicos de Barcelona 92. Le ayudaron mucho.

No fue fácil comenzar a andar en bici: «Aún se me ponen los pelos de punta al recordarlo. Al principio era mortal. Mientras yo iba en la bici, Bernard (el amigo que le animó a hacer ciclismo) iba andando y aún así él iba más deprisa que yo”, explica en el diario deportivo.

Juanjo Mendez tiene ahora 52 años y es uno de los más veteranos de la delegación española. Ha participado en tres olimpiadas y en numerosos mundiales. Tiene dos bronces y una plata en las tres citas: en Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012.

Una última curiosidad, es el ciclista con mayor afectación en su categoría: C1. “Llama la atención cuando subo al podio que los demás están enteros, pero es lo que hay”, expresa.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.