¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Qué es, en sí, el islam?

Stiftung Mercator-CC
Comparte

Se considera a sí misma la “religión natural” que incorpora elementos ya existentes en el judaísmo y cristianismo

El Islam es una religión que surgió en la península Arábiga en el siglo VII a partir de la revelación hecha al profeta Muhammad. Significa literalmente “sumisión a Dios”. Es decir, que los musulmanes son aquellos creyentes que se someten a la voluntad de Alá, conformando una comunidad (Umma) extendida por todo el mundo desde entonces. Sus enseñanzas están recogidas en el Corán, libro sagrado que defiende la creencia en un solo dios, frente al politeísmo antiguo.

Se considera a sí misma la “religión natural” que incorpora elementos abrahámicos ya existentes en el judaísmo y cristianismo. Eso significa que todo ser humano nacería musulmán y que el Islam fue preanunciado por profetas y hombres puros (hanif) anteriores a Muhammad, como Moisés y Jesús. El Islam dio lugar a una civilización que incorporó a su legado cultural aportaciones valiosas de otros pueblos fuera del árabe, como el persa, el hindú, el beréber o el hispano visigodo.

El Islam dota a la sociedad que lo adopta de rasgos particulares que afectan a la vida individual y colectiva. El código moral y los valores que propone modelan desde los hábitos alimentarios y el vestir, a la filosofía y las artes. Como pensamiento religioso propone una explicación integral del universo y de las relaciones del hombre con Dios. Esto genera un modo particular de entender la justicia, el orden, el poder y la administración de la vida pública.

La práctica de esta confesión se asienta sobre el cumplimiento de los llamados “pilares del Islam”. Comenzando por la profesión de fe (shahada), que indica la adhesión al monoteísmo y a la figura del Profeta Muhammad como enviado de Alá. El segundo, hace referencia a la oración (salat).

Se prescriben cinco oraciones diarias individuales y una especial en la mezquita los viernes, considerado día sagrado. El tercero es la limosna (zakat o azaque), en recuerdo de la generosidad de Alá con su pueblo y como práctica caritativa con los más necesitados. El cuarto es el ayuno (sawm) que consiste en privarse de alimento, bebida y relaciones sexuales durante las horas de luz del mes sagrado de Ramadán. Su sentido es de purificación y de profundizar en la vida espiritual del individuo, la familia y la comunidad.

El quinto es la peregrinación anual a Meca (hayy), obligatoria para todo musulmán, al menos una vez en su vida y siempre que esté en condiciones de salud y económicas para ello.

Frente a una visión ideológica negativa y una caracterización como religión violenta, debe recordarse que “islam” procede de la misma raíz que la palabra “salam”, que en árabe significa paz. La manipulación de partes del mensaje del Islam con fines políticos o violentos no debe arrastrarnos a identificar este credo con el radicalismo.

Leer también:

https://es.aleteia.org/2015/09/30/los-cinco-pilares-de-la-fe-musulmana/

https://es.aleteia.org/2015/09/30/pilares-del-islam-1-la-profesion-de-fe-o-sahada/

https://es.aleteia.org/2015/09/30/pilares-del-islam-2-la-oracion-o-salat/

https://es.aleteia.org/2015/09/30/pilares-del-islam-3-el-ayuno-o-ṣawm/

https://es.aleteia.org/2015/09/30/pilares-del-islam-4-la-limosna-o-zakat/

https://es.aleteia.org/2015/09/30/los-pilares-del-islam-5-la-peregrinacion-a-la-meca-o-hayy/

https://es.aleteia.org/2015/09/30/la-yihad-el-sexto-pilar-del-islam/

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.