Aleteia

Inmigrantes en Chile: ¿Tolerarlos o amarlos?

Comparte

La actitud hacia ellos es más importante que saber a qué se dedican

La mayoría de los inmigrantes en Chile llegan al país por razones económicas y de trabajo.  Un alto porcentaje tiene entre 20 y 50 años (mayoritariamente mujeres) y a nivel general tienen más estudios que los locales. En base a investigaciones cualitativas, que son reproducidos por La Tercera, los bolivianos optan por el trabajo agrícola, los ecuatorianos por la medicina y los dominicanos por la estética.

“Existen dos categorías de migrantes económicos: los que vienen a ocuparse en empleos precarios y los migrantes altamente calificados, en cuyos casos se habla de fuga de cerebros, cuando son profesionales”, expresó a ese medio Iskra Pavez, socióloga y académica de la Universidad Bernardo O’Higgins.

Esta especialista desarrolló diversos estudios cualitativos que dejan entrever que por lo general las mujeres que llegan al país desde Perú suelen insertare en áreas como servicio doméstico y gastronomía. En el caso de los hombres, en el sector construcción y comercio.

“En la zona norte, en Arica y Parinacota, el trabajo agrícola ocupa mucha población boliviana. Mujeres y hombres de República Dominicana se dedican a estética y peluquería. También hay harto ingeniero español en la minería. De Venezuela hay un porcentaje importante de médicos, junto con Cuba”, agregó.

Entre las regiones con más inmigrantes en Chile se destacan lugares como Antofagasta y la propia capital del país, Santiago.

Sin embargo, contra todos los prejuicios, los extranjeros que llegan a buscar trabajo en Chile tienen más años de estudios que los propios locales. Pero en cuanto a derechos laborales aún queda bastante por hacer. Muchas personas trabajan con sueldos más bajos y en condiciones de informalidad. Además, otros tantos encuentran dificultades para revalidar títulos, etcétera.

Aún persiste discriminación y cierta xenofobia, y cuanto más distinto es el extranjero del chileno, esto se acentúa, indica a La Tercera Delfina Lawson, de la Clínica Jurídica de Migrantes y Refugiados de la Universidad Diego Portales.

“Cuanto más distintos a los chilenos son, más aguda es la discriminación que viven, desde que le gritan en la calle, que no les respetan las condiciones de trabajo o violencia sexual en las mujeres”, sostiene.

Por lo general, cuando se trata de afrodescendientes e indígenas es cuando esta cuestión de discriminación se acentúa, destaca la especialista.

¿Toleramos o amamos a los migrantes?

“Los cristianos, los católicos, no toleramos a los migrantes, los amamos, que es muy distinto. Los queremos profundamente, porque forman parte del plan de Dios para nuestra Patria; forman parte del plan de Dios para sus propias vidas. Los migrantes embellecen la ciudad, embellecen nuestra cultura, la enriquecen; son un don de Dios”, reflexionó monseñor Fernando Chomali durante el Día del Migrante que se celebró este lunes.

En ese sentido, el obispo llamó a tener una mirada más incluyente con respecto al extranjero.

“Pese a las diferencias, lo fundamental es la común humanidad y que todo atisbo de racismo, de xenofobia, no es auténticamente humano”.

¿A qué se dedican los inmigrantes en Chile? La pregunta pasa a ser secundaria si antes no se ahonda en los más trascendente y que tiene que ver con la actitud para con ellos, ¿los toleramos o los amamos?  

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.