Aleteia

El Papa Francisco sustituye obispo italiano que ocultó casos de abusos

© SHUTTERSTOCK
Comparte

Decisión del Pontífice relevante como modelo para otros casos en el mundo

El papa Francisco aceptó la renuncia de monseñor Mario Oliveri, obispo de la diócesis de Albenga-Imperia, en Liguria, norte de Italia. El prelado estaba implicado en varias investigaciones por el encubrimiento de casos de abuso infantil.

Oliveri “ha sido reconocido culpable de haber acogido en su propia diócesis a sacerdotes y religiosos responsables de conductas poco correctas a varios niveles, desde el robo al abuso de menores”, se lee en la nota del blog del Centro para la Protección de los Menores (CCP) del Vaticano este martes 06 de septiembre y retomada del diario italiano La Repubblica.it.

Luego de un año y medio que duró la investigación y de haber sido nombrado coadjutor en enero de 2015 debido a los numerosos casos de escándalos sexuales, el papa Francisco ‘aceptó la renuncia’ de Oliveri.

Por su parte, el Obispo emérito se defiende y se despide de sus fieles después de 26 años a cargo de la diócesis. “He venido aquí no por mi iniciativa, sino enviado por voluntad de Papa san Juan Pablo II; ahora dejo mi oficio y ministerio […] por un acto de comunión sobrenatural-eclesial con el sucesor de Pedro”, escribió en la pagina web de la diócesis.

El papa Francisco en su lugar ha nombrado a monseñor Guglielmo Borghetti el pasado 1 de septiembre.

El nuncio apostólico, Adriano Bernardini, documentó a través de varios expedientes las pruebas entregadas a las instancias vaticanas.

“El comisario del Papa”, realizó una inspección en la diócesis de Albenga-Imperia. “El principal fallo reconocido al Obispo Oliveri fue haber recibido en los últimos años numerosos consagrados ya señalados por conductas inadecuadas y sacerdotes aspirantes sin una verdadera vocación generando varios escándalos, desde el cortejo a las fieles hasta publicación de desnudos en Facebook”, según la Repubblica.it

La lucha contra la pedofilia y los abusos sexuales tiene varios momentos que pasan del escándalo, a las evidencias y el gritos de las victimas durante los pontificados, especialmente al final, de Juan Pablo II y las decisiones de papa Benedicto XVI para investigar y tomar medidas.

Desde 2001 a 2010, según el ex zar contra la pedofilia, monseñor Charles Scicluna, la Iglesia Católica ha evaluado las acusaciones referidas a unos 3000 casos de sacerdotes diocesanos y religiosos que remiten a delitos cometidos en los últimos cincuenta años.

El papa Francisco desde el inicio de su pontificado en 2013 manifestó ‘cero tolerancia’ respecto a los miembros del clero involucrados en casos de abusos a menores.

En julio de 2014, el Pontífice encontró en el Vaticano por primera vez a las víctimas de abusos sexuales manifestando su dolor y pidiendo perdón por los males causados por el clero.

En abril de 2014, se instituye la Comisión para la Protección de los Menores del Vaticano y en febrero de 2015, se inaugura en Roma, el Centro de formación para ayudar a las victimas y evitar nuevos abusos.

El Papa, el 02 de febrero, en una carta dirigida a los Presidentes de las Conferencias Episcopales y a los Superiores de los Institutos de vida consagrada y las Sociedades de vida apostólica les escribió perentorio: «No hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores”. De esta manera, les informó sobre la misión de la Pontificia Comisión para la Protección para los Menores.

Enlaces relacionados:

http://es.aleteia.org/2014/07/07/papa-francisco-pidio-perdon-a-las-victimas-de-abusos-sexuales/

Papa Francisco anuncia Comisión para frenar abusos. La Comisión para la protección de los menores está compuesta por un grupo internacional de expertos, profesores y representantes de la Iglesia.

Simposio hacía la curación y la renovación. Iglesia y abusos sexuales sobre los menores. El Vaticano reunió en la Pontificia Universidad Gregoriana en 2012 a superiores de órdenes religiosas, obispos y víctimas de abusos.

Gaudium et spes. Documento de Pablo VI sobre la familia humana y la dignidad de la persona.

Centro para la protección de los menores, Pontificia Universidad Gregoriana. Es una iniciativa educativa conformada por un grupo de expertos internacionales para formar el clero en la prevención y el tratamiento de abusos sexuales. Además se utiliza la metodología educativa del e-learning para difundir contenidos y programas.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.