Aleteia

Los crecientes números de los “religiosamente no-afiliados”

paval hadzinski-cc
Comparte

La mayoría de los adultos estadounidenses que se consideran “no afiliados con ninguna tendencia religiosa” fueron criados en familias creyentes

De acuerdo a un estudio publicado recientemente por el Pew Reseach Center, una de las tendencias más marcadas en el ámbito religioso estadounidense en los últimos años es el de los adultos que no se identifican con ninguna religión. De estos, el 78% asegura haber sido criado como miembro de alguna religión en particular, antes de dejarla de lado en la edad adulta.

Las razones, aunque diversas, comparten ciertos patrones en común. Casi la mitad de los encuestados (49%) aseguró que una insuficiencia en sus creencias religiosas le movió a abandonar la religión.

En este renglón, muchos aseguraron que la “ciencia”, la “lógica”, el “sentido común” o la “falta de evidencia” fueron las causas que les movieron a separarse de la religión en la que fueron criados.

Sin embargo, hay también otras razones. De acuerdo al estudio del Pew Research Center, uno de cada cinco estadounidenses aseguró “no creer en las religiones organizadas”, lo que incluye una oposición a las estructuras jerárquicas eclesiales, o una apreciación de estas mismas estructuras como “negocios”.

En este mismo grupo se ubican quienes alegan que los escándalos de pedofilia los han alejado de la Iglesia.

Un 18% adicional asegura ser “religioso”, pero “inseguro”; esto es, que son religiosos de alguna manera, sin estar religiosamente afiliados (resumido en argumentos tipo “creo en Dios, pero a mi manera”, “soy espiritual”, “de mente abierta”). El grupo de “no afiliados”, así, se muestra más diverso de lo que se supone.

Para revisar el estudio completo (y la metodología usada), puede hacer clic aquí.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.