¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Africanos en México: una nueva frontera migratoria

AFP PHOTO / GUILLERMO ARIAS
Migrants seeking for asylum in the United States, ask questions to officers at the San Isidro Port of Entry, on May 26, 2016, in Tijuana, northwestern Mexico.
On the past couple of weeks some 600 hundred migrants, mainly from Haiti and some African countries, arrived to Tijuana to try to ask for asylum to the U.S. government through the local points of entry. / AFP PHOTO / GUILLERMO ARIAS
Comparte

Los africanos buscan una visa de tránsito con duración de 21 días, para llegar al norte y tratar de ingresar a Estados Unidos

Albergues mexicanos, pensados para migrantes de Centroamérica en tránsito hacia Estados Unidos, ahora están teniendo que variar su modelo de atención para atender a cientos de migrantes indocumentados provenientes de África.

Aunque se hayan diseminado en muchas otras ciudades del país, dos son las que concentran a los migrantes africanos: Tapachula (Chiapas) en la frontera sur y Tijuana (Baja California), en la frontera norte.

En Tapachula, la estación migratoria Siglo XXI (una estación pública) se registró, tan solo la semana pasada, la entrada de 424 migrantes de origen africano (quizá alguno que otro haitiano disfrazado de africano). Según el Instituto Nacional de Migración (INM), los africanos buscan una visa de tránsito con duración de 21 días, para llegar al norte y tratar de ingresar a Estados Unidos.

Como en el caso de los cubanos que ingresaban a Estados Unidos viajando primero a Ecuador, porque en ese país del cono sur no se les pedía visa de entrada; los africanos han descubierto que en México sus países no tienen representación consular, por lo que México tiene que darles una visa para que pasen libremente por el país durante 21 días y no repatriarlos, como hace, por ejemplo, con los indocumentados centroamericanos.

Más adelante, el punto de reunión es la ciudad fronteriza de Tijuana, al noroeste de México, frontera con San Diego, en California. Hasta el momento, las autoridades del INM han contabilizado, en este año, 2,638 migrantes de otros continentes, la mayor parte africanos.

Los albergues de organizaciones religiosas (como el de los escalabrinianos) o de parroquias y sacerdotes (como el del “Padre Chava”) en Tijuana, están saturados. Hay 154 africanos en estos momentos en los albergues y 80 pernoctando en las calles, esperando ingresar a Estados Unidos, por la aduana de San Ysidro-Ped West Ahí el gobierno estadounidense solamente otorga 50 solicitudes de asilo al día, por lo que estancia de los africanos en la peligrosa frontera norte de México puede prolongarse por semanas.

El peligro inmediato que enfrentan los africanos en México es el de ser capturados o captados por las redes internacionales de trata de personas. En Tijuana, particularmente, las autoridades del INM y el gobierno municipal se encuentran en alerta máxima por esta circunstancia.

Congo, Ghana y Somalia son los principales expulsores de migrantes de paso en México, según los registros del INM. ¿Qué buscan tan lejos de su país? Una oportunidad de vida, que allá se les ha negado, históricamente.

Con información de El Universal

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.