Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 22 abril |
San Sotero y san Cayo
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Evangelizamos, o hablamos de nosotros mismos (y a nadie le interesa)?

Jeffrey Bruno

<span style="font-family:arial, sans, sans-serif;font-size:13px;">VIRTUS training&quot; (child abuse prevention training lay volunteers are required to go through at parishes)</span>

Miguel Pastorino - publicado el 30/08/16

¿No será Dios el "gran ausente" en los medios de comunicación católicos?

La comunicación de la Iglesia, desde la catequesis en una comunidad hasta una web diocesana, desde la predicación en un evento juvenil hasta un programa radial o televisivo, es una realidad tan amplia como compleja.

Los últimos pontífices han insistido en que todas las estructuras de la Iglesia tienen como finalidad la evangelización. Los obispos de América Latina reunidos en Aparecida exhortaron a poner todas las estructuras de la Iglesia al servicio de la evangelización como signo de una conversión pastoral. Pero no pocas veces se confunde evangelizar con anunciar las propias actividades eclesiales, en lugar de hablar de Dios haciéndolo cercano a todos los que reciben el mensaje.

Podríamos preguntarnos cuánto espacio ocupa en nuestra comunicación la transmisión de la fe y cuánto espacio usamos para hablar de nosotros y nuestras actividades. Es cierto que en la comunicación eclesial hay que tener en cuenta la comunicación institucional de la propia Iglesia, el diálogo con la cultura y la información de calidad sobre la vida pastoral. Y eso no debe olvidarse, pero ¿dónde debería estar el mayor esfuerzo en la comunicación? Sin dudas, en la misión esencial y específica de la Iglesia, evangelizar.

¿Cuánto espacio ocupan en los medios católicos los textos bíblicos, los santos o los autores de espiritualidad? ¿Cuánto espacio dedicamos a hablar de la experiencia de Dios y de su Palabra? ¿Cuánto espacio ocupan los testimonios de fe que susciten el deseo de conocer a Cristo?

Los contenidos sí importan

Un síntoma postmoderno en muchos medios de comunicación, que ha afectado también a los eclesiales, es la falta de contenidos y de profundidad. Se suele caer en la tentación de subestimar al que recibe el mensaje, infantilizándolo o dejándolo en la pura banalidad, cayendo en lugares comunes. No alcanza con tener muy buenos medios y profesionalidad, porque sin contenido evangelizador, tendremos

  • 1
  • 2
Tags:
evangelizacioniglesia catolicamedios de comunicacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
5
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.