¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los relatos de un viaje a través del corazón de Latinoamérica

Breno Rodriguez De Paula
Comparte

Viajó desde Brasil a Perú tan solo con una mochila, un cuaderno y una cámara… Su experiencia se transformó en un libro

Cuando los relatos permanecen en la memoria, ¿es posible convertirlos en historias? Breno Rodríguez De Paula salió en busca de ellos desde Araraquara, un pueblo al interior de Brasil, hasta Machu Picchu, ciudadela inca en Perú.

“Caminé por más de 20 días, entre trochas, quebradas, ríos y montañas”, cuenta en un video difundido en las redes sociales para solicitar financiamiento y así publicar esta compilación de memorias colectivas que logró el escritor.

Todas las personas que se cruzaron por su camino se han convertido en personajes de su libro. Basta tan sólo recorrer sus 130 páginas y apreciar las 23 fotografías, para comprender la cultura de los pueblos, que se entretejen en las venas abiertas de Brasil, Bolivia y Perú.

Breno Rodriguez De Paula

Aquellos paisajes de viajes que saltan a la vista tras la ventana del tren, se convirtieron en espacios cercanos, fuentes vivas, historias que aguardan por ser contadas.

Los pueblos hablan

La travesía la inició el 21 de diciembre de 2015. El joven escritor iba dispuesto a entrelazar los gestos, las costumbres y el lenguaje de algunos seres anónimos, quienes viviendo en la periferia, han logrado descubrir el corazón de Latinoamérica.

“Éramos sólo mi cuaderno y yo en medio de los parajes y de lo desconocido”. Lo que la escena le iba dictando lo escribía, cada detalle, cada elemento del ambiente servían, para los poemas que luego por las noches, se anidaban en su mente. Culminó el viaje el 14 de enero de 2016, pero sus sueños aún continúan.

“Pocas personas se detienen a escucharlos se trata de una pareja de ancianos reclinados sobre el camino, uno en el hombro del otro, los dos entonan canciones en quechua,… detalla el viajero en una de sus páginas del libro que lo ha titulado de “Araraquara a Machu Picchu: Relatos de viaje”. De Paula abandonó el estado de Minas Gerais, donde vivió parte de su vida, ahora vive enamorado del aire libre que se respira en Araraquara, ubicado en Sao Paulo donde reside actualmente.

Pueblos de América viven unidos

“Tomé el tren, subí al bus y me desplacé en barco encontré singulares historias en La Paz, aunque es una ciudad importante de Bolivia carece de grandes monumentos, destaca una conexión entre la gente y su espacio. Detalles que no logramos observar desde la ventana de un avión”, expresó el joven.

“Se puede tocar con la vista un pueblo que nos habla de cercanía al ver saltar feliz sobre su caballo amarillo inflable, a una niña mientras su madre comienza a montar diversos productos de tiendas de campaña, o quizás la sencillez de esta otra, que se contenta al atrapar unas burbujas en el aire, que su hermana logró formar, luego de probar una y otra vez en el charco, ellas acompañan a su madre en las esquinas”. Esto sólo se ve al sur de América, comentó el autor durante una entrevista para Aleteia.

Breno Rodriguez De Paula

¿Qué esconde Latinoamérica?

“Una mochila, un cuaderno, y una cámara fotográfica, es lo único que llevé para este viaje, que no sólo resultó físico, sino sobre todo una innovadora experiencia espiritual y cultural a través de América Latina”.

Para conseguir la publicación de su obra, Breno propone un sistema colectivo de financiamiento, que incorporé aún más a todos los latinos en ese sentimiento que nos une, sin siquiera conocernos.

Convertido en un cazador de sensaciones. Al llegar a Perú no partió sin antes conseguir los ingredientes únicos en América del Sur para preparar un delicioso ceviche. “Llegé a Machu Picchu, movido por el interés de muchos brasileños por conocer el misterio que esconden estos parajes”, esta es una ruta clásica que eligen muchos del estado de Sao Paulo afirma el también profesor de literatura.

El joven a sus 33 años confía en que esta publicación pueda ver la luz ya sólo quedan pocos días hasta el 2 de septiembre para lograr el reto, que consiste en aportar financiamiento ofreciendo a través de las redes la venta de algunos productos cuyo dinero será destinado para costear la impresión.

De esta forma el libro se convierte en un modo de transmitir puntos de vista sobre un viaje. El joven periodista nos invita a palpar y distinguir el sentimiento latinoamericano que envuelve las tierras, las ciudades, la comida. Latinoamérica, la región del fin del mundo.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.