Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 07 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

Experimenter. La historia de Stanley Milgram

Ramón Monedero - publicado el 26/08/16

Explorando los rincones oscuros que todo ser humano lleva dentro

El ser humano se compone de muchos rincones oscuros. Hay cosas de nosotros mismos que no alcanzamos a comprender tal vez por qué nos daría miedo conocerlas o simplemente porque nos sonrojarían.

A principios de la década de los sesenta, cuando el arquitecto del genocidio nazi, Adolf Eichmann fue juzgado y condenado en Jerusalén, un profesor de la Universidad de Yale se preguntó hasta qué punto el oficial alemán tenía razón cuando dijo que “solo obedecía órdenes”.

Stanley Milgram, un judío residente en Estados Unidos diseñó un curioso experimento a raíz de lo dicho por Eichmann. Situar a un hombre, el “maestro”, en un cuarto pegado a otro habitáculo en el que había otro individuo encerrado, el “estudiante”. El “maestro” debía hacer una serie de preguntas y si el “estudiante” fallaba le daría una pequeña descarga eléctrica.

El problema es que conforme se iban acumulando los errores la potencia de las descargas iría aumentando. Primero se escucharían gritos del “estudiante”, después suplicas para detener el experimento y finalmente el silencio.

El objetivo era, ¿seguiría un hombre corriente y moliente propinando descargas a otro individuo aun cuando su estado de salud fuera ciertamente sospechoso únicamente porque alguien se lo ordenara? La aterradora respuesta fue que la mayoría sí lo hizo.

Este experimento sobre la autoridad de la obediencia es el punto de partida de esta magnífica película de Michael Almereyda, Experimenter. La historia de Stanley Milgram. No se crean, vaya por delante que este no es el típico biopic que deja de lado la chicha para centrarse en los dramas personales de su autor. No, aquí hemos venido a hablar de lo que hemos venido a hablar y sin que sirva de precedente, el núcleo del relato de Almereyda se centrará en los estudios sobre la obediencia de Milgram.

Salvando algún que otro –y comprensible- apunte biográfico, Experimenter no engaña a nadie y nos habla sobre el discutido estudio que llevó a que se cuestionaran los métodos de Milgram hasta llegar a calificarlo de sádico y poco científico. Quizá todo esto se debió a que en suma, lo que Milgram evidenció es que en general, hay muchos borregos y también muchos prejuicios pululando por ahí fuera, y que nos dejamos llevar sin demasiadas explicaciones por la autoridad a veces, venga de donde venga.

Para plasmar tan controvertido paisaje Almereyda ha confeccionado una película fascinante y con doble fondo poniendo en muchos casos en evidencia lo artificioso de lo que estamos viendo. Ya sea con vistosas metáforas visuales (un elefante adulto andando por detrás de Milgram por los pasillo de la universidad mientras éste le habla a la cámara) o evidenciando lo tramposo del cine con falsos fondos o rompiendo la propia ficción de la película, Experimenter se revela como de lo mejorcito que hemos podido ver este verano.

No se suelen hacer películas como esta, ni se suelen ver relatos como este, pero sobre todo no se suelen llegar a conclusiones como estas: en el ser humano siguen habiendo recovecos de los que uno no se puede fiar.

Tags:
cinecine espiritual
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.