Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 06 marzo |
Santa Rosa de Viterbo
home iconActualidad
line break icon

Beatifican a una mujer que revolucionó la espiritualidad argentina

Esteban Pittaro - publicado el 26/08/16

Mamá Antula, una religiosa con fama de santidad extendida tanto en Sudamérica como en Europa

Eran otros tiempos, pero aún en la época de los virreinatos en América, y más aún tras la expulsión de los jesuitas, imaginar cientos de personas pujando para ingresar de ejercicios espirituales, entre altos funcionarios de gobierno y los más humildes, sería un sueño imposible. Encima pensando en un formato de ejercicios de días gratuitos, durante los que a los ejercitantes no les faltaba nada. Pero Mamá Antula, en el siglo XVIII, lo hacía posible.

El sábado, más de 200 años después de su fallecimiento, Mamá Antula será elevada finalmente a los altares, en una beatificación que reconoce una fama de santidad sostenida en el tiempo por un de boca en boca inextinguible, y un legado absolutamente permeado en la cultura religiosa argentina.

Mamá Antula nació en 1730 en Santiago del Estero, por entonces tierras del Vicerreinato del Perú, como María Antonia de Paz y Figueroa. Descendiente de una ilustre familia, de joven se volcó a ayudar a los padres jesuitas tanto con los ejercicios de 10 días que promovían, como con las obras de caridad con los hombres. Vivía en comunidad con otras “beatas” como ellas, consagradas a Dios que no se volcaban a la vida conventual para ayudar a la obra de Dios desde otro lugar.

Tanto la querían los más humildes, incluso los pueblos aborígenes, que se le acuñó pronto el apodo de Antula, como se referían a ella los quechua de la zona, en vez de Antonia.

Tras la expulsión de los jesuitas, decidió insistir en la realización de los retiros. Consagrada por entero a esta misión, recorrió pueblos, incluso descalza, primero hacia el norte y luego hacia el sur, hasta llegar a Buenos Aires, donde tras varios avatares y absolutamente entregada a la Divina Providencia, fundó la Casa de Ejercicios Espirituales. Para ese entonces Buenos Aires ya era capital del recién nacido Virreinato del Río de la Plata.

Aún hoy esta casa se erige sobre la Avenida Independencia, independencia que ni siquiera había acontecido cuando ésta recibía a miles de ejercitantes. Su fachada colonial protege un predio antiguo pero luminoso, con patios internos que trasladan a otra época y espacio, en los que el ruido y la polución de las decenas de líneas de colectivos que a metros pasan parecen no tener cabida.

Por el visto de Mamá Antula, por encargo del obispo, debían pasar todos los seminaristas que aspiraran al sacerdocio. También en Montevideo (Uruguay), ciudad en la que estuvo la incansable Mamá Antula, se contaban por miles los anotados para los ejercicios, que hacían varones por un lado, y mujeres, con su servidumbre, por el otro.

Bajo su influencia sus seguidoras repetían su labor en todo el país. Mamá Antula narraba todo a sus amigos jesuitas en Europa, con los que mantenía un frecuente intercambio epistolar. Los destinatarios remitían a distintas casas, y traducían a distintos idiomas. Su fama de santidad se extendía tanto en Sudamérica como en Europa, y su fallecimiento en 1799 fue todo un acontecimiento para la época.

Se cuentan cientos de gracias atribuidas a la intercesión de Mamá Antula en torno a su Santiago del Estero natal, o su Buenos Aires adoptivo. Pero una de ellas trascendió el paso de los tiempos y fue la que la Santa Sede consideró inexplicable. Se trata de una curación milagrosa recibida por María Rosa Vanina, Hija del Divino Salvador, sociedad fundada por Mamá Antula para sostener su labor evangélica con mujeres que sentían la vocación de seguir un camino como el suyo. María Rosa sanó de una colecistitis aguda que le debiera haber costado la vida, sin necesidad de antibióticos, en 1900.

El caso había quedado debidamente documentado y tras ser abordado por los debidos organismos a principios de año, le tocó a un Papa nacido en un país que formalmente ni siquiera existía cuando Mamá Antula vivió, pero oriundo de la misma ciudad desde la que la laica consagrada a esta misión revolucionó el Río de la Plata.

De Mamá Antula y sus hijas, además, los porteños como el actual Pontífice heredaron una entrañable devoción a San Cayetano, a quien se encomendaba Mamá Antula.

Tags:
argentinabeatificacionejercicios espirituales
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
6
MADONNA
Maria Paola Daud
La curiosa imagen de la Virgen María protectora del Coronavirus
7
NEWBORN
Pablo Cesio
La bebé que nació viva tras hacerle «aborto legal» y que ahora qu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.