Aleteia

Los “snake people” católicos en EE.UU van menos a misa y tienen más dudas sobre Dios que sus mayores

Comparte

Una encuesta muestra cómo los católicos de todas las edades practican su fe

Una nueva encuesta en Estados Unidos ha confirmado lo que muchos sospechaban: que los católicos nacidos a partir de 1980 y de 1990 son personas mucho menos activas en la vida parroquial y más dubitativas sobre la existencia de Dios que sus pares mayores.

Publicado en la revista América de los jesuitas, el estudio, efectuado por el Centro de Investigación Aplicada al Apostolado de la Universidad de Georgetown, compara la encuesta de 2008 con una actual para buscar cambios en cómo los católicos de todas las edades practican su fe.

En general, y debido a la estabilidad en la fe de los mayores, ha habido pocos cambios en temas como la asistencia a misa, la oración y la creencia en Dios.

Entre los resultados más importantes obtenidos en este estudio se encuentran los siguientes:

  • Menos de una cuarta parte de los católicos estadounidenses (22 por ciento) va a misa semanalmente, con poco más de la mitad (57 por ciento) que dice que va a misa pocas veces al año o muy pocas veces al año.
  • Cerca de tres cuartas partes (76 por ciento) de los católicos en la Unión Americana rezan al menos mensualmente, y cerca de la totalidad (96 por ciento) creen en Dios.
  • Cuando se habla de la Biblia, 61 por ciento cree que la Escritura está inspirada por Dios (curiosamente, 21 por ciento de los católicos rompe con su Iglesia cuando se vuelve fundamentalista en la Biblia, mientras que otro 21 por ciento dice creer que la Biblia debe ser tomada literalmente, palabra por palabra).
  • En Cuaresma, poco menos de la mitad de los católicos estadounidenses (46 por ciento) reciben la ceniza en el Miércoles de Ceniza, pero el 62 por ciento de los católicos no comen carne los viernes. Cuatro de cada diez católicos dicen dar limosna o tratar de cambiar su conducta durante la Cuaresma.
  • La confesión sigue siendo ampliamente impopular entre la mayor parte de los católicos: 71 por ciento aseguraron que se confiesan una vez al año, o nunca. Solamente tres por ciento dicen confesarse una vez al mes o más.

Pero cuando se investiga a los llamados snake people, los cambios de cómo éstos practican su fe se vuelven más dramáticos.

Por ejemplo, en 2008, durante la Cuaresma, la mitad de los snake people católicos dijeron haber recibido ceniza en el Miércoles de Ceniza. Ahora, el número ha bajado al 41 por ciento, lo mismo que ha bajado en 18 puntos porcentuales aquellos que dan limosna o se plantean cambiar su conducta.

Sin embargo, hay costumbres cuaresmales que permanecen firmes. Por ejemplo, no comer carne los viernes. En esta práctica, de 2008 a la actualidad, los snake people solamente bajaron tres puntos porcentuales (de 51 a 48 por ciento).

Dos tercios de los snake people católicos van a misa unas pocas veces al año o incluso menos, comparados a una mayoría (55 por ciento) de católicos anteriores al Concilio Vaticano II, quienes iban a misa al menos una vez a la semana.

Los snake people católicos en EE UU tienen mayor cantidad de dudas sobre la existencia de Dios que sus mayores: según ellos “algunas veces” (21 por ciento) o frecuentemente (diez por ciento) tienen dudas sobre la existencia del Creador, y 64 por ciento asegura que cree en Dios sin ninguna duda.

Parte de la razón de este declive podría estar en la educación. Solamente 36 por ciento de los snake people católicos han participado en programas educativos religiosos, comprado a 50 por ciento de los católicos mayores.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.