Aleteia logoAleteia logoAleteia
lunes 06 diciembre |
San Nicolás
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

He encontrado 20 dólares por el suelo, ¿qué hago con ellos?

Aleteia Team - publicado el 23/08/16

¿Cuál es la actitud correcta cuando uno encuentra algo extraviado y no sabe a quién devolvérselo?

Un día, un amigo encontró 20 dólares por el suelo y quería quedárselos. Otro decía que era mejor darlos a un necesitado. ¿Cuál es la actitud correcta?

Lo más correcto es intentar devolverlos a la persona que los ha perdido. No se trata de ser escrupulosos, sino de reparar en lo posible el daño de la persona que ha sufrido la pérdida. El deber de quien encuentra dinero o bienes es el de intentar restituirlos a su legítimo propietario.

De hecho, se trata de la aplicación de la “regla de oro” que enseñó el mismo Jesús: “Hagan a los demás lo que quieran que ellos les hagan a ustedes” (Lucas 6,31). El principio de la restitución de lo que se encuentra perdido tiene también un fundamento bíblico: en el libro del Deuteronomio se manda devolver cuanto antes “el buey o a la oveja de tu hermano”.

“Si ese hermano no es tu vecino o no sabes quién es, encierra al animal en tu casa y cuídalo hasta que él lo venga a reclamar. Entonces se lo devolverás. Lo mismo harás con su asno, con su ropa y con cualquier otro objeto que pierda tu hermano y que tú encuentres: no podrás despreocuparte de ellos” (Dt 22, 2-3).

Y si es “absolutamente imposible determinar quién es el dueño, el objeto encontrado debe destinarse a la beneficencia”. Así lo decía el Catecismo del Concilio de Trento, y añadía, tajante: “Quien no siente que tiene que devolver las cosas, se muestra capaz de robarlas si pudiera”.

Por tanto, dar a un pobre el dinero que uno ha encontrado fortuitamente sería lo ideal, pero está claro que si la persona que encuentra el dinero se haya realmente necesitada, no tiene culpa si, en lugar de darlo a otros, se lo queda. Quizás haya sido hasta providencial haberlo encontrado… ¿quien sabe? Por supuesto, insistimos, siempre que sea imposible devolverlo a su legítimo dueño.

Resumiendo, lo importante es actuar con buena conciencia y con rectitud de intención. Es verdad, 20 dólares es una cantidad pequeña, no tiene tanta importancia, pero lo importante es la conciencia de cada uno. Precisamente por eso es más fácil desprenderse de ellos y darlos a quien lo necesita. Sería un gesto simbólico, pero que dice mucho del corazón de esa persona.

Basado en una respuesta de Antonio Rizzolo en la revista “Credere”.

Tags:
valores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.