Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Ben Hur: La gran historia “peplum” contada a los jóvenes del siglo XXI

Comparte

Un clásico que no pretende superar a la versión de 1959, sino beber directamente del original

Ante el anuncio de Paramount del estreno de este film, muchos puristas se han escandalizado de que haya quien se atreva a hacer unas nueva versión del clásico Ben Hur de 1959. No digo remake, porque la nueva película del director ruso afincado en EE.UU Timur Bekmambetov es una adaptación de la novela de Lewis Wallace, y no una mera actualización del famoso film de William Wyler.

¿Qué necesidad hay -se preguntan- de intentar mejorar una obra maestra? Ciertamente, si la intención del film fuera superar a su predecesora, se trataría de una veleidad pedante y pretenciosa. Pero lo que no podemos ignorar es que existe una generación de jóvenes que ni han visto ni tienen intención de ver una película de romanos de hace casi sesenta años. Se trata pues de un público inédito que gracias a este nuevo film puede conocer la intensa y apasionante historia de Judá Ben-Hur.

En realidad, argumentalmente no hay grandes novedades, pero en cuanto a puesta en escena se refiere, la revolución digital proporciona unos recursos impensables en 1959. Escenas de corte épico como las batallas navales o la conocida carrera de cuádrigas en el circo romano adquieren una nueva dimensión de espectáculo.

Las tramas dramáticas proponen acentos y matices diferentes de la versión clásica, pero que no tergiversan las ideas vertebrales del relato. Incluso la subtrama relativa al Nazareno, que podía haberse visto afectada por el laicismo imperante, mantiene impecable el mensaje evangélico original.

Sí que hay una distancia notable con la versión antigua y es el relativo al casting. Si aquella contaba con estrellas consagradas como Charlton Heston, aquí se opta por un reparto de segunda fila, como Jack Huston o Toby Kebbell, y solo entre los secundarios encontramos nombres de relumbrón como el de Morgan Freeman.

Otra diferencia es la trayectoria del director. Bekmambetov tiene en su haber películas pulp y comerciales poco estimadas por la crítica como la rusa Gladiadoras, o la americana Wanted (Se busca); quizás Abraham Lincoln cazador de vampiros sea la más apreciada.

En todo caso muchos han pensado que Ben Hur era un proyecto que le quedaba grande. Pero el resultado es, como poco, digno. Una buena ocasión para los más jóvenes.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.