Aleteia

La Ilíada, recitada en el griego original

Comparte

Así sonaba el poema homérico cuando era “cantado” por sus lectores originales hace más de 2500 años

La Ilíada, como tantos otros textos de la Antigüedad clásica y preclásica, es un poema originalmente destinado a ser leído en voz alta.

Varios estudiosos suponen que los llamados “epítetos homéricos” (llamar a Atenea “la de los ojos de lechuza”, o a Odiseo “el de ánimo paciente”, por ejemplo) es un recurso que ayudaría al oyente a recordar de quién se está hablando, por ejemplo, exactamente como hacemos hoy día cuando queremos referirnos a alguien (“la del cabello negro”, “el de la barba roja”), como se explica en este post de FAENA.

El profesor y clasicista de la Universidad de Kansas, Stanley Lombardo, traductor al inglés de la Odisea, la Ilíada y la Eneida, lee, en este video, las líneas 62 a la 107 del capítulo 23 de la Odisea, correspondientes al funeral de Patroclo y a los juegos que Aquiles organiza para honrarlo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.