Aleteia

El arte de hablar «de lo católico» al mundo secular

Comparte

El director de la película Pobreza, S.A. cuenta a Aleteia acerca de la comunicación de una manera que es fácilmente aceptable para el público en general

Apuesto a que no han sido pocas las veces que has pasado por la experiencia de decir algo a Menganito, sin que surtiera mucho efecto, para luego escuchar a tu cónyuge o algún amigo decir exactamente lo mismo, con otras palabras, y que Menganito valorara y agradeciera dicho comentario. O en el caso de los niños, que obedecieran inmediatamente cuando a ti te habían ignorado, por ejemplo.

Pues el cineasta e investigador Michael Matheson Miller ha ofrecido recientemente un ejemplo de cómo el éxito de un acto comunicativo se encuentra en la accesibilidad de un público determinado a tus palabras en particular. Miller es director de un nuevo documental llamado Pobreza, S.A., y durante una entrevista reciente con Aleteia, Zoe Romanowsky le preguntó de qué forma aportan sus películas algo nuevo y cómo hace para comunicarse con el público. Miller respondió:

“Una de las cosas que la fe católica puede ofrecer es una visión muy rica, coherente, reflexiva y satisfactoria del ser humano (…). Así que llevar este mensaje a un mundo que está cada vez más secularizado supone usar diferentes canales.

No intentábamos ser taimados [con la película]; simplemente aplicábamos este entendimiento filosófico a preguntas sobre economía y pobreza para luego mostrarlos y explicarlos de una forma aceptable a un público general.

Estando en una rueda de prensa en un festival de cine, respondí a una pregunta explicando cómo operamos desde un lugar de racionalidad restringida y reduccionista —una idea que intenté verbalizar de forma accesible—  y todos empezaron a aplaudir. Y lo que hice simplemente fue parafrasear el discurso de Ratisbona de Joseph Ratzinger, Benedicto XVI. Y todas estas personas respondieron con un Sí, tiene toda la razón. ¿Y por qué? Porque es verdad y es coherente y es razonable, según nuestra experiencia como seres humanos.

Creo que en cierto sentido es una gran oportunidad para que seamos innovadores: representar las verdades fundamentales sobre el ser humano y la sociedad en un lenguaje que provoque en las personas la reacción de: Ah, yo quiero pensar sobre eso; quiero reflexionar sobre eso otro; nunca había pensado sobre eso antes”.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.