Aleteia

La paloma de Botero, un homenaje a la paz en Colombia

Comparte

Famoso escultor colombiano regala una escultura que simboliza la paz

Su nombre es Fernando Botero. Se trata nada más ni nada menos del artista plástico más famoso de Colombia cuya obra es fácilmente reconocida por su estilo figurativo y por el tamaño de sus figuras, que suelen presentarse como agrandadas, tanto en lienzos como hechas esculturas.  Su estilo particular y su trabajo con identidad propia ha llevado a muchos a hablar de “boterismo”.

Pero este artista también se distingue por su preocupación por temas sociales y políticos. Los de su país no quedan ajenos.  En ese sentido, Botero le regló al gobierno encabezado por Juan Manuel Santos una escultura de una paloma blanca con un pico dorado como un homenaje al proceso de paz, informó la revista Semana de Colombia, según reproduce la agencia ANSA.

La pieza mide unos 70 centímetros, es calificada de “imponente”. El propio artista espera que forme parte del patrimonio cultural de la Casa de Nariño junto al cuadro suyo titulado “La Monja”, que está ubicada en la sede de gobierno, continúa ANSA.

No obstante, el regalo tiene una condición muy especial: «Si algún presidente en el futuro no quiere mantener en el palacio presidencial este símbolo de la paz, la obra pasaría automáticamente a ser parte de la Donación Botero», precisó.

Botero trató temas religiosos, pero a su manera

Hace unos meses llegó al Palacio de Exposiciones de Roma el “Viacrucis, la pasión de Cristo”. Antes había llegado a otros países como Estados Unidos.

«El drama de la crucifixión es tan grande que me movió a hacer estos cuadros», expresó el artista en una entrevista con El Tiempo de Bogotá, según reproduce El Mundo de España.

«Yo soy cristiano y, aunque dudo de muchas cosas, siempre persiste en el cerebro la idea de Cristo como la idea de Dios. Como artista no lo puedo aceptar: Tengo que hacerlo con la admiración que tengo sobre el hombre extraordinario», sugirió en ese momento.

Entre los aspectos del Vía Crucis que destacó en su obra está el beso de Judas, la crucifixión, el dolor de la Virgen, entre otros.

«Algo que impresiona mucho mi imaginación es el momento en que clavan las manos y los pies de Cristo. Sobre eso he hecho dos pequeños óleos: La mano de Cristo, el clavo y el martillo», agregó.

De esta forma, más allá de los temas sociales y de actualidad, como el regalo que le hizo a Colombia como homenaje por la paz, este famoso artista también logró tratar temas religiosos, aunque con versiones libres y a su manera.

Botero nació en Medellín en el año 1932. Desde chico su gusto por la pintura lo llevó a una mayor dedicación. Expuso sus obras en varios países del mundo y actualmente es una figura más que reconocida a nivel internacional.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.