Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Jesús profetizó muchas cosas… ¡y se cumplieron!

Fr Lawrence Lew, O.P.-CC
Comparte

Recorre las profecías más famosas de Jesús. Algunas se realizaron, otras siguen pendientes

La misión primera de los profetas en la Biblia es de “mensajeros de Dios”, transmisores de su palabra dirigida a su pueblo de Israel. También tienen la función de anunciar, predecir, hechos futuros.

En ese sentido, Jesucristo no fue un profeta más, sino “el profeta”, en el que se cumplen todas las profecías y habla “con autoridad” por ser el Mesías esperado e “hijo del Altísimo”. Cristo fue ungido en su triple misión de sacerdote, profeta y rey.

Por eso, Jesús no solamente fue objeto de profecías, sino que también profetizó. Aquí tenemos una breve exposición de las profecías que hizo Jesucristo; la gran mayoría se cumplieron en su vida, algunas se han ido cumpliendo a lo largo del tiempo y otras están pendientes, como las relativas al “fin de los tiempos” y el “juicio final”.

Predijo su propia pasión y muerte

Mt.16, 21-23: Desde aquel día, Jesús comenzó a anunciar a sus discípulos que debía ir a Jerusalén, y sufrir mucho de parte de los ancianos, de los sumos sacerdotes y de los escribas; que debía ser condenado a muerte y resucitar al tercer día.

Que sería entregado a los jefes de los sacerdotes y a los maestros de la Ley.

Mt. 20, 18:”Ahora subimos a Jerusalén, donde el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Ellos lo condenarán a muerte”

Mc. 10, 33: “Ahora subimos a Jerusalén; allí el Hijo del hombre será entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas. Lo condenarán a muerte y lo entregarán a los paganos”

Mt. 26, 57; Los que habían arrestado a Jesús lo condujeron a la casa del Sumo Sacerdote Caifás, donde se habían reunido los escribas y los ancianos

Que entregarían a los gentiles, que se burlarían de Él, lo azotarían y lo crucificarían.

Mt. 20, 19: Jesús les dijo: ” y lo entregarán a los paganos para que sea maltratado, azotado y crucificado, pero al tercer día resucitará”

Mt. 27, 26: Entonces, Pilato puso en libertad a Barrabás; y a Jesús, después de haberlo hecho azotar, lo entregó para que fuera crucificado

Lc. 23, 33: Cuando llegaron al lugar llamado «de la calavera», lo crucificaron junto con los malhechores, uno a su derecha y el otro a su izquierda.

La traición de Judas

Mt. 26, 21-25: 21. Y mientras comían, Jesús les dijo: «Os aseguro que uno de vosotros me entregará».22. Profundamente apenados, ellos empezaron a preguntarle uno por uno: « ¿Seré yo, Señor?».23. El respondió: «El que acaba de servirse de la misma fuente que yo, ese me va a entregar…25. Judas, el que lo iba a entregar, le preguntó: « ¿Seré yo, Maestro?». «Tú lo has dicho», le respondió Jesús

Jn. 13, 21-26; 21 Después de decir esto, Jesús se estremeció y manifestó claramente: “Os aseguro que uno de ustedes me entregará:…26. Jesús le respondió: “Es aquel al que daré el bocado que voy a mojar en el plato”. Y mojando un bocado, se lo dio a Judas, hijo de Simón Iscariote.

Lc. 22, 3-4: Entonces Satanás entró en Judas, llamado Iscariote, que era uno de los Doce.4. Este fue a tratar con los sumos sacerdotes y los jefes de la guardia sobre el modo de entregárselo.
Triple negación de Pedro. Mt. 26, 34: Jesús le respondió: «Te aseguro que esta misma noche, antes que cante el gallo, me habrás negado tres veces»

Mt. 26, 69-75: 69. Mientras tanto, Pedro estaba sentado afuera, en el patio. Una sirvienta se acercó y le dijo: “Tú también estabas con Jesús, el Galileo” 70. Pero él lo negó delante de todos, diciendo: “No sé lo que quieres decir”….75. y Pedro recordó las palabras que Jesús había dicho: «Antes que cante el gallo, me negarás tres veces». Y saliendo, lloró amargamente.

El martirio de Pedro. Jn. 21, 18-19: “Te aseguro que cuando eras joven tú mismo te vestías e ibas a donde querías. Pero cuando seas viejo, extenderás tus brazos, y otro te atará y te llevará a donde no quieras”. 19. De esta manera, indicaba con qué muerte Pedro debía glorificar a Dios.

Huida de los discípulos durante la Pasión. Mt. 26, 31: Entonces Jesús les dijo: “Esta misma noche, os escandalizaréis a causa de mí. Porque dice la Escritura: Heriré al pastor, y se dispersarán las ovejas del rebaño”.
Honra futura a Magdalena. Mt. 26, 13: “Os aseguro que allí donde se proclame esta Buena Noticia, en todo el mundo, se contará también en su memoria lo que ella hizo».

Persecuciones que padecerían los cristianos

Mt 10, 17-23: “Cuidaos de los hombres, porque os entregarán a los tribunales y los azotarán en las sinagogas.18. A causa de mí, seréis llevados ante gobernadores y reyes, para dar testimonio delante de ellos y de los paganos… Os aseguro que no acabarán de recorrer las ciudades de Israel, antes que llegue el Hijo del hombre”.

Mc. 13, 9-13: “Estad atentos: os entregarán a los tribunales y os azotarán en las sinagogas, y por mi causa seréis llevados ante gobernadores y reyes, para dar testimonio delante de ellos…13 Seréis odiados por todos a causa de mi Nombre, pero el que persevere hasta el fin, se salvará”.

Predijo además la conversión de los paganos. Mt.8, 11: Por eso os digo que muchos vendrán de Oriente y de Occidente, y se sentarán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob, en el Reino de los Cielos

La predicación del evangelio en todo el mundo (Mt 24, 14), Esta Buena Noticia del Reino será proclamada en el mundo entero como testimonio delante de todos los pueblos, y entonces llegará el fin.

La permanencia de la Iglesia hasta el fin de los siglos (Mt 28, 20), y enseñándoles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Y yo estaré siempre con vosotros hasta el fin del mundo».

La aparición en su seno de herejías y separaciones (Mt 7, 15), Tened cuidado de los falsos profetas, que se presentan cubiertos con pieles de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

La destrucción de Jerusalén

Mt 24, 1-2: Jesús salió del Templo y, mientras iba caminando, sus discípulos se acercaron a él para hacerle notar las construcciones del mismo.2 Pero él les dijo: « ¿Veis todo esto? Os aseguro que no quedará aquí piedra sobre piedra: todo será destruido».

Mc. 13, 2: Jesús le respondió: « ¿Ves esa gran construcción? De todo esto no quedará piedra sobre piedra: todo será destruido».

También, Jesús conoce lo que está en la mente y en el corazón de los que le rodean.

Conoce la vida de la samaritana en los detalles más íntimos (Jn. 4, 18 ss.);

Sabe que Natanael es un israelita sincero (Jn. 1,47-51);

Penetra el pensamiento de escribas y fariseos (Mt. 9, 4-7; Mt. 12, 25-27; Lc. 6, 7-8);

Intuye los pensamientos de Simón el fariseo que murmura en su corazón contra la pecadora (Lc. 7, 39 ss.).

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.