Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Continúa la deportación de los menores que buscan refugio en EE.UU.

JOHN MOORE / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP
MISSION, TX - JULY 24: Items left behind by undocumented immigrants lies on the U.S. side of the Rio Grande River on July 24, 2014 near Mission, Texas. Tens of thousands of families and unaccompanied minors have crossed illegally into the United States this year, causing a humanitarian crisis on the U.S.-Mexico border. Texas' Rio Grande Valley has become the epicenter of the latest immigrant crisis, as more immigrants, especially Central Americans, cross illegally from Mexico into that sector than any other stretch of the America's 1,933 mile border with Mexico. John Moore/Getty Images/AFP
Comparte

Muchos de ellos vienen huyendo de la violencia y del crimen, por lo que los organismos pro-inmigrantes afirman que hay que protegerlos

Algunas medidas migratorias en Estados Unidos se están suavizando, pero otras no cambian, o no cambian como podría suponer la presión internacional como es el caso de la deportación de menores centroamericanos no acompañados que, tras el largo periplo desde sus países de origen, en especial El Salvador, Honduras y Guatemala (“Triángulo Norte de Centroamérica”), son detenidos en la frontera de este país con México.

La medida intenta “disuadir” a los países, las familias y las regiones expulsoras de menores para que eviten que menores de edad no acompañados intenten cruzar la frontera e internarse en Estados Unidos. Pero muchos de ellos vienen huyendo de la violencia y del crimen, por lo que los organismos pro-inmigrantes creen que la obligación del gobierno estadounidense es protegerlos.

Fronteras cerradas

El secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, al participar en un desayuno convocado por el “Christian Science Monitor”, dejó en claro que seguirá la política de deportaciones que ha caracterizado las dos administraciones del presidente Barack Obama. “No tenemos fronteras abiertas, y si frenamos las deportaciones tendríamos una crisis humanitaria. Habría un aumento en las salidas (emigración) si frenamos las expulsiones”, argumentó Johnson.

En junio pasado, las autoridades estadounidenses detuvieron a 4,809 niños centroamericanos no acompañados, un descenso respecto a los 5,617 detenidos el mes anterior. Las cifras de detenidos, en general, apuntan a una baja en las detenciones en la frontera, producto de la política actual. Y las deportaciones continúan hacia Centroamérica con un promedio de 18 vuelos semanales, principalmente a Honduras, pero también a El Salvador y Guatemala.

Según datos oficiales, en los últimos cinco años, Estados Unidos y México han deportado cerca de 800,000 personas a Centroamérica, incluyendo a 40,000 menores de edad. Tan solo en 2015, a través del controvertido “Plan Frontera Sur”, México detuvo a cerca de 172,000 migrantes del “Triángulo del Norte”, en comparación con 118,000 el año anterior.

Nuevos planes

El pasado 26 de julio, los departamentos de Estado y Seguridad Nacional anunciaron sendos planes para agilizar el procesamiento de refugiados de El Salvador, Guatemala y Honduras a través de Costa Rica. Según esos planes, quienes hayan solicitado estatus de refugiados en esos tres países y hayan pasado el escrutinio del Departamento de Seguridad Nacional, recibirán refugio temporal en Costa Rica hasta que se procese su reasentamiento en Estados Unidos u otro país de la región.

También establecieron un programa que les permitirá solicitar reasentamiento en EEUU una vez que hayan pasado una revisión por parte del gobierno. Además, las autoridades anunciaron la ampliación del Programa para Menores de Centroamérica (CAM, por su sigla en inglés) que permitirá que estos menores puedan ser acompañados a Estados Unidos por hermanos mayores, padres biológicos u otras personas que estén a cargo de su cuidado.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.