Aleteia

Brasil: ¿Abusos de patrones? Las empleadas domésticas tienen voz

Comparte

Lanza una página en Facebook que motiva a las empleadas doméstica a denunciar cualquier tipo de abuso de parte de sus patrones

Joyce Fernandes es la impulsora de la página de Facebook “Eu Empregada doméstica” («Soy empleada doméstica»). A priori podría ser un sitio más dedicado a contar historias de mujeres que se dedican a trabajar en casas ajenas en tareas de servicio. Sin embargo, se trata nada más ni nada menos de una plataforma en redes sociales para denunciar abusos de parte de los patrones.

Precisamente, Fernandes, conocida también como “Preta Rara”, profesora y rapera, trabajó hasta el año 2009 como empleada doméstica en casas particulares. Según contó a la agencia AFP, hace unos meses empezó a recordar las experiencias de cuando trabaja de empleada e inmediatamente decidió crear una página en Facebook con historias, sitio que actualmente más de 100.000 fans.

Al momento de abrir su página decidió escribir lo que le dijo en una oportunidad su empleadora. «Joyce, usted fue contratada para cocinar para mi familia y no para usted. Por favor, traiga su propia comida y un par de cubiertos y, si es posible, coma antes que nosotros en la mesa de la cocina. No es por nada, sólo para que mantengamos el orden en casa», publicó.

Hacer que la voz suene

Si bien en Brasil desde el año 2013 rige una ley que le otorga más derechos a las empleadas domésticas (hay más de seis millones de personas que tienen este trabajo, en su mayoría mujeres) en cuanto a salario, horas y otras condiciones, en el país aún persisten casos de abusos –en algunos casos linda hasta con la esclavitud- y es por ello que surgió la inquietud de Fernandes.

«Creo que ese número tan alto de relatos representa la voz de empleadas domésticas que hace tiempo querían hablar, pero no tenían un canal específico. Mi memoria fue un gatillo para despertar otras memorias y abrir esta discusión», expresó Fernandes a AFP.

«Estamos abriendo espacio, estamos en la prensa, haciendo que nuestra voz suene. Con la página quiero provocar, remover las estructuras de la familia tradicional brasileña que tiene que verse a sí misma en la mayoría de los relatos», agregó.

Por otro lado, otros de los aspectos aque hace referencia la página en Facebook tiene que ver con la condición racial (negra) de la mayoría de las empleadas domésticas de Brasil, país donde la esclavitud fue abolida de forma tardía y en donde las personas de raza negra representan más de la mitad de la población.

«Algunas personas reclamaron en la página que la mayoría de relatos era de mujeres negras, pero es que la gran mayoría de empleadas domésticas en Brasil son negras. Y eso no puede seguir así: no puede ser una profesión ‘hereditaria'», enfatizó.

Historias tristes, pero también hay esperanza

La mayoría de las historias que se publican en el Facebook bajo el hastag  #EuEmpregadaDoméstica son conmovedora y por lo general tristes. Como el caso de un hombre que contó sobre su madre que los patrones no le daban nunca de comer y pasaba casi todo el día con hambre.

Pero también se mezclan de vez en cuando algunas historias alegres y de esperanza, como la que recordó la propia autora de la iniciativa:

 «‘Veo que te gusta leer. ¿Ya pensaste en seguir estudiando?’«, me preguntó mi patrona Regina, la única que me incentivó a estudiar. Cuando la encontré tiempo después le dije que ya era profesora y lloramos juntas», culminó.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.