Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
San Juan Berchmans
home iconEstilo de vida
line break icon

3 consejos para que la música te ayude a dormir

Daniel R. Esparza - publicado el 03/08/16

Cuando el sueño nos evade, la música podría ser nuestra mejor aliada

Independientemente de la edad que se tenga, necesitamos dormir. Es harto sabido, además, que en la medida en la que nos hacemos mayores, conciliar el sueño se va haciendo tanto más difícil, por distintos factores. Las causas que hacen que cerrar los ojos a veces nos cueste pueden ser tanto fisiológicas (desde dolores corporales hasta problemas endocrinos) como psicológicas (ansiedades, preocupaciones y demás males propios de nuestra estresada contemporaneidad), llevándonos, en casos extremos, a una inversión de nuestros ciclos normales de sueño: dormimos de día, agotados por una noche en vela, y al llegar la noche aún tenemos energía.

Uno de nuestros mejores aliados en estos casos, aunque parezca difícil de creer, es la música. Generalmente, la música nos despierta, nos aviva, nos alegra, pero también puede servir para relajarnos y disponernos a pasar una noche de descanso. En un artículo publicado en Nuverz, Rachelle Norman ofrece una serie de sencillos pasos para ayudarnos a hacer de la música nuestra aliada para conciliar el sueño.

1.- Bloquear el sonido exterior.

Especialmente para quienes vivimos en ciudades, el ruido de la calle puede colarse fácilmente durante la noche en nuestras habitaciones: sirenas, autos, conversaciones en la calle, aviones sobrevolando el cielo de la ciudad; todas ellas contribuyen a sobresaltarnos. La música puede funcionar como una cortina: así como estas últimas cubren la luz del exterior, la primera puede funcionar para cubrir, a un volumen adecuado, los ruidos que proceden de fuera.

2.- Selecciona música que relaje tu cuerpo y mente.

El ritmo de un corazón relajado es de aproximadamente sesenta latidos por minuto. Esto es, prácticamente un latido por segundo, con algunas variaciones. Una música que se adecúe a ese ritmo es ideal, pues el cuerpo y la mente terminarán también adaptándose. Lo ideal es programar (en cualquier artefacto digital que utilicemos para escuchar música, bien sea un teléfono o un iPod) una hora de música (o treinta minutos, dependiendo de lo que creamos que podamos necesitar) y que luego el aparato se apague (hay funciones que permiten hacer eso de una forma muy sencilla, como la función “sleep” de los televisores), para evitar que la propia música nos despierte luego.

3.- Respirar y escuchar.

A veces, lo que nos mantiene despiertos es la mente dando vueltas. La música se nos ofrece como una especie de “objeto exterior” en el cual fijar nuestra atención, distrayendo así nuestros pensamientos. Simplemente, se trata de escuchar y respirar. En esto, no tenemos un papel activo (como en la reflexión, por ejemplo). Así, nuestra mente tiene una oportunidad de descansar.

Para leer el artículo completo (en inglés) puede hacer clic aquí.

Tags:
conciliar el sueño
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.