Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 25 julio |
Santiago Apóstol
home iconViajes
line break icon

¿Ovnis en el Renacimiento?

Daniel Esparza - publicado el 30/07/16

La famosa “Virgen con el Niño y San Juan”, del maestro florentino Sebastiano Mainardi, ha sido objeto (más de una vez) de conjeturas que podrían evitarse con sólo un poco de conocimiento de los motivos clásicos del arte cristiano europeo

La mayoría de los historiadores del arte renacentista italiano atribuyen esta pintura, la “Virgen con el Niño y San Juan”, al maestro a Sebastiano Mainardi, nacido en 1460 y muerto en 1513. Algunos otros historiadores, sin embargo, explican que podría tratarse más bien de una pieza de Jacopo del Sellaio (el cuñado de Domenico Ghirlandaio), quien estuvo trabajando activamente en Florencia en la segunda mitad del siglo XV.

Independientemente de su autoría, esta obra pertenece, digámoslo así, al mismo grupo de imágenes asociadas con la Natividad, la Anunciación y la llamada Epifanía de Reyes. Todas ellas incluyen acciones que se desarrollan alrededor de la Virgen y del Niño. Es decir, que implican una acción directa de lo divino en el mundo: la Natividad, de acuerdo a la narración evangélica, es precisamente la celebración de la Encarnación de Dios.

En la imagen, se ve un objeto luminoso, ovoide, al lado derecho de la imagen, junto a la cabeza de la Virgen, ubicado en un plano posterior.
En la imagen, se ve un objeto luminoso, ovoide, al lado derecho de la imagen, junto a la cabeza de la Virgen, ubicado en un plano posterior.

En la imagen, se ve un objeto luminoso, ovoide, al lado derecho de la imagen, junto a la cabeza de la Virgen, ubicado en un plano posterior.  Más de un no-historiador de arte ha dicho que se trata de un objeto volador no identificado, que el artista habría visto en el cielo florentino en alguna ocasión, y que habría decidido incluir en la pintura. Sin embargo, nada está más lejos de eso.

En casi todas (por no decir abiertamente que en todas) las representaciones asociadas con la Natividad, la Anunciación, la Encarnación  o la Adoración de los Reyes, se incluyen imágenes radiantes que contrastan con un cielo oscuro: nubes con rayos de sol, las llamadas “mandorlas místicas” (aperturas en el cielo de las que desciende un rayo, o haces de luces), o esferas doradas rodeadas de ángeles. Estas imágenes, comunes en la iconografía cristiana, son representaciones de la propia Divinidad, de la presencia de Dios (Padre) en la escena.

Estos haces de luz no son extraños en la literatura bíblica (basta recordar las columnas “de nube” y “de fuego” del libro del Éxodo), como tampoco lo son en la tradición asociada a ella.
Estos haces de luz no son extraños en la literatura bíblica (basta recordar las columnas “de nube” y “de fuego” del libro del Éxodo), como tampoco lo son en la tradición asociada a ella.

Para más señas, en la imagen se ve, bajo la nube de la que se desprenden los rayos de luz, a un hombre cubriéndose la cara, tratando de taparse la luz, que le enceguece: se trata de un pastor, que bien podría estar recibiendo el anuncio del ángel, o que estaría viendo a la que podría perfectamente bien ser la llamada Estrella de Belén. Este es un clásico tropo narrativo asociado a los motivos vinculados con el Niño Jesús, y se desprende directamente del segundo capítulo del Evangelio de Lucas. Estos haces de luz no son extraños en la literatura bíblica (basta recordar las columnas “de nube” y “de fuego” del libro del Éxodo), como tampoco lo son en la tradición asociada a ella, incluido a Dante, quien en el Purgatorio se consigue con Beatriz “en una nube de flores”. Se trata, simplemente, de imágenes alegóricas que representan la acción divina en la vida humana.

Para leer en más detalle, puede consultar este artículo (en italiano) de Marco Cappadonia Mastrolorenzi en LucidaMente. 

Tags:
virginidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
2
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
3
st charbel
Aleteia Líbano
¿Acaso no está sucediendo lo que dijo san Charbel?
4
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
5
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
6
ANGEL,CHILD,STATUE
Philip Kosloski
¿Te preocupan tus hijos? Haz esta oración a los ángeles de la gua...
7
Kathleen Hattrup
Posible milagro revelado en fotos exclusivas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.