Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconDesde Roma
line break icon

Paddy Kelly en la JMJ, el concierto se transforma en oración

REDAKCJA - publicado el 29/07/16

Tambores, guitarras y altavoces fueron colocados a un lado...

Miércoles por la tarde en la población de Nowa Huta. Este concierto empieza como todos: con los sonidos de los tambores y de varias guitarras, con la entrada del presentador en el escenario cargado de humo acompañado por los gritos del público.Cantos, bailes y banderas de todo el mundo. Todo se para repentinamente, la multitud se calma y deja de saltar… cae de rodillas.

Y el concierto de rock del cantante irlandés Michael Patrick Kelly de repente se convierte en una conmovedora oración.

El décimo hijo de la familia Kelly, conocido por todos como «Paddy”, llegó a Cracovia por invitación de la Comunidad Emmanuel que trabaja en veinte países (como Kelly señaló durante el concierto, uno de los miembros de la banda, el guitarrista Franz Kinski, es también miembro).

Banderas nacionales y bandera de las naciones

Paddy saludó al público en varios idiomas: “¿Do you speak English a bit?” , “Parlez Vous Francais?”, “Sprechen Sie Deutsch?”, etc. El cantante fue muy activo, incluso diría hiperactivo.

Corría, bailaba, saltaba encima de los altavoces colocados en la parte delantera del escenario. Mientras estaba de pie sobre uno de ellos, a pocos pasos de la audiencia, alguien lanzó en su dirección la bandera irlandesa.

-Oh, ¡los irlandeses están aquí! -le alegró la presencia de sus compatriotas.

Enseguida, representantes de otras nacionalidades le tiraban los símbolos de identidad nacional de sus países, y él les daba la bienvenida a todos y cada uno. Al final de esta breve presentación de las naciones desapareció por un momento.

A la vuelta trajo una bandera del mundo de grandes dimensiones, con las banderas de todos los países y una paloma dibujada en ella, símbolo del Espíritu Santo y de la paz.

La memoria del hermano

Durante el espectáculo, el artista también se refirió a los acontecimientos del lunes en Francia. La balada Brother, brother [«Hermano, hermano»] la dedicó al sacerdote asesinado en la iglesia de Normandía.

Kelly, quien pasó seis años en un monasterio como monje, parece sentirse identificado con el clero.

Después del concierto, habló de su vida, de su familia, del agotamiento que sufrió en el mundo del espectáculo hace varios años, y de su estancia en una orden y de su renacimiento.

Mencionó sus vivencias en la JMJ del año 2000 en Roma y pidió que ni el canto ni el baile nos hagan olvidar lo más importante de esta reunión. Cuando terminó de contar su testimonio, sucedió algo inesperado.

 ¿Podría hacer algo más?

– ¿Podría cantar otra canción? – preguntó humildemente al público el artista de renombre mundial.

– Será mi oración.

Kelly llamó a la escena a cinco hijos de Kinsky, que -al igual que su padre- también pertenecen a la Comunidad Emmanuel.

Los fans del grupo «The Kelly Family» tuvieron la impresión de ser testigos de un gran come back.

El grupo introdujo a la audiencia en el estado de oración, casi como se inducen a las personas en un estado hipnótico. La multitud se balanceaba suavemente a la derecha y a la izquierda cantando el Ave María.

La custodia sacramental en el resplandor

El escenario fue reorganizado. Los tambores, guitarras y altavoces fueron apartados. El equipo de Emmanuel instaló el altar al instante. Encendió las linternas y decoró el altar con flores. La procesión de sacerdotes subió solemne la custodia, que en el resplandor de las luces del escenario se veía aún más impresionante.

El público se arrodilló. Igual que Paddy, que desde entonces cantaba y tocaba la guitarra de rodillas. El cantante oraba en voz alta en inglés. En la oración pronunció también una frase en polaco Jezu, ufam Tobie! [«Jesús, confío en Ti»].

Tags:
conciertojornada mundial juventud 2016musicaoracionpolonia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.