Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
San Jenaro
home iconActualidad
line break icon

Sunset Song: La búsqueda de la felicidad en tiempos de la Gran Guerra

Juan Orellana - publicado el 22/07/16

En los comienzos de la Gran Guerra, una mujer aspira a llevar una vida mejor que la de su madre

Sunset Song es la adaptación de la novela homónima del autor escocés Lewis Grassic Gibbon, dirigida por el director británico Terence Davies.

Este cineasta está obsesionado siempre con la crítica al puritanismo y a la intolerancia religiosa, y su anterior film fue la aclamada The Deep Blue Sea (2011).

El argumento de Sunset Song se desarrolla en los comienzos de la Gran Guerra, y se sitúa en una pequeña comunidad rural al norte de Escocia, donde vive una familia de granjeros, los Guthrie.

La protagonista es Chris (Agyness Deyn) la hija mayor, una joven emprendedora que aspira a llevar una vida mejor que la de su madre, sometida a un marido prepotente y fanático (Peter Mullan).

El personaje de Chris entronca con esa tradición de protagonistas literarias decimonónicas o de principios del XX, que adelantadas a su tiempo sufren la injusticia de un tiempo y una sociedad no preparados para ellas.

Personajes como Madame Bovary, Anna Karenina, Tess de los Urberville o Mrs. Dalloway, marcadas por el sufrimiento y el desconcierto, tienen mucho que ver con Chris Guthrie, una mujer que busca la felicidad en un mundo que tiene pensado para ella un destino diferente.

Sunset song es muy fiel a los cánones clásicos del cine de época: muy elegante en lo formal, con una impresionante fotografía en 70 mm. de Michael McDonough, y con un estilo narrativo muy académico.

Sin embargo, esta personalidad visual no consigue superar una cierta frialdad en la puesta en escena, que por lo menos evita los excesos melodramáticos.

Falla el diseño del personaje de Mr. Guthrie, puritano y radical en sus convicciones religiosas, y brutalmente anticristiano en su forma de vida.

La película, además de su equilibrada mirada feminista, ofrece una sombría reflexión sobre la familia y el matrimonio.

Sin embargo no renuncia su voluntad de ser esperanzada, con un hermoso final luminoso, pero que no llega a compensar la oscuridad del resto. Un interesante ejercicio académico.

Tags:
cinecine espiritual

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.