Aleteia

En un video el padre Tom, el salesiano secuestrado en Yemen

Comparte

Aparece casi irreconocible recibiendo golpes

A más de cuatro meses de su secuestro aparecieron en la red algunas imágenes en las que se puede ver al padre Tom Uzhunnalil, el salesiano hindú secuestrado por Estado Islámico en Aden, durante el asalto a la casa de las Misioneras de la Caridad.

Como se recordará, en aquella ocasión fueron asesinadas 16 personas, entre las que estaban cuatro monjas de Madre Teresa que, a pesar de la guerra que ensangrienta al país, habían decidido quedarse al lado de los ancianos y de los enfermos a los que cuidaban.

Con ellas también estaba el padre Tom, misionero de oriundo de Kerala, quien, como refirieron algunos testigos, fue secuestrado por el comando de los yihadistas.

Había habido durante estos últimos meses varios rumores sobre su destino. Algunos lo daban por muerto, pero tanto el vicariato apostólico de la Arabia Meridional como los salesianos siempre desmintieron estas noticias.

Ahora aparecieron algunas imágenes y un video mostró solo al prisionero. El padre Tom se ve bastante mal, con barba larga, casi irreconocible, aunque sus parientes de la India aseguren que el hombre de las imágenes es justamente él. En el video se le ve vendado, mientras recibe los golpes de sus secuestradores.

El video apareció en el perfil de Facebook del padre Tom. Según lo que refiere la persona que lo publicó, el religioso todavía estaría en Yemen, aunque no sea posible establecer la fecha de las imágenes.

Después de la difusión del video, volvió a surgir la polémica en Kerala contra el gobierno de Nueva Delhi; algunos amigos del salesiano secuestrado acusan al ejecutivo guiado por Narendra Modi de no haber hecho casi nada por su liberación.

La ministra del Exterior, Susana Shwarai, replicó diciendo que el secuestro del padre Uzhunnalil «es motivo de gran preocupación» y afirmó que no solo ella sino también el primer ministro Modi han planteado la cuestión durante algunos encuentros con las autoridades de otros países que, al encontrarse todavía en Yemen, podrían ayudar para llegar a su liberación.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.