Aleteia

Adiós, Pokémon. Hola, “SantoDominGO”

Comparte

Un videojuego desarrollado por la Orden de Predicadores con motivo de los 800 años de su fundación te permite convertir albigenses, recolectar cirios y fragmentos de la Summa Theologiae.

Un viejo chiste, común en círculos religiosos, especialmente entre los Padres Predicadores (esto es, entre los dominicos), supone un diálogo entre un dominico y un jesuita:

Jesuita: “¿En qué nos parecemos jesuitas y dominicos?”

Dominico: “En muchas cosas. Ambas órdenes fueron fundadas por santos españoles: los dominicos, por Santo Domingo de Guzmán, y los Jesuitas por San Ignacio de Loyola; y ambas órdenes fueron fundadas para combatir ciertas herejías: los dominicos, para combatir a los albigenses, y los jesuitas, a los protestantes”.

Jesuita: “¿Y cuál diría usted, padre, que son las diferencias entre jesuitas y dominicos?”

Dominico: “Bueno ¿ha visto usted algún albigense últimamente?”.

Un videojuego online, recientemente desarrollado por dos frailes de la Orden de Predicadores como parte de las celebraciones a propósito de cumplirse los 800 años de su fundación, te permite ser un fraile dominico, vestido de hábito y capa, encargado de convertir albigenses virtuales, mientras atesoras cirios y fragmentos de la Summa Teológica de Aquino, que encontrarás en el camino hacia la iglesia de Santo Domingo, en Washington DC.

El juego, que recuerda a cierta estética de los primeros videojuegos de Nintendo (como el clásico Kung-Fu, de finales de la década de los 80’s, o incluso al mismo Mario Bros.), es obra del padre Thomas More Garrett, OP, y del hermano Athanasius Murphy, OP, quienes esperan, según declaraciones publicadas en la página web de la Orden de Predicadores de la Provincia de St. Joseph, que se convierta en una inspiración para posibles desarrollos de videojuegos posteriores que puedan sumarse a la oleada de la Nueva Evangelización.

Para jugar «Passiontide», puede hacer clic en este enlace. Para moverse, simplemente use las flechas de dirección del teclado.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.