Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Desafiando el nevado más alto de Bolivia en pollera

Facebook Cholitas Escaladoras
Comparte

Las “cholitas escaladoras” y el sueño de llegar a lo más alto

Nada impide que estas mujeres escalen la cima del nevado Huayna Potosí ubicado a más de 5.000 metros de altura del nivel del mar en Bolivia. ¿Qué les impulsa a subir y seguir subiendo? Un paso tras otro con mochilas y polleras en sus espaldas, las han convertido en las “cholitas escaladoras”.

Enredarse con la punta de sus polleras no es la única dificultad que estas valientes mujeres han decidido desafiar. Cuenta Domitila Alaña: “He coronado la cima de tres montañas, entre ellos el Illimani”, que se encuentra a 6.088 metros de altura sobre el nivel del mar, cerca de la ciudad de La Paz. Sus pequeños pies no calzan en las botas, sin embargo, la mujer aymara de 41 años, asegura que todo es posible.

Son 11 las alpinistas quienes han trasladado sus labores del hogar a la cima de las montañas. Algunas deben preparar alimentos para los turistas escaladores en medio del frío y la nieve, mientras que otras acompañan, a sus esposos guías de montaña en el ascenso al nevado.

 Gran hazaña de mujeres de altura 

El ascenso a las montañas dura tres días. Las alpinistas lucen sus vistosas y tradicionales polleras, con largas faldas tradicionales de varias capas, mantas de flecos e incluso un atado multicolor al hombro.

Durante el trayecto el grupo debe pasar por una antigua pista que ha perdido su capa de hielo. Este es el último tramo para llegar a la cima. Sólo en estas circunstancias se despojan de su atuendo, pues debajo llevan un buzo térmico.

El casco, los lentes polarizados y los zapatos de grampones las hacen parecer montañistas. Cuando llegan a coronar la cima muchas de ellas les sirven de modelo a los turistas entusiasmados con su compañía por sus ancestrales trajes.

Mujeres en la cima

Una de las montañas más altas de la cordillera de los andes de Bolivia había sido conquistada hasta ahora, tan solo por los varones, sin embargo, las “cholitas escaladoras” han logrado coronarla. Adrián Quispe, esposo de una de ellas, asegura a la prensa que este privilegio es compartido también por las mujeres.

Tradicionalmente a los alpinistas de este nevado que se encuentra en el Cantón Zongo (Provincia Murillo) se les conoce como Zongueños. Desde el nevado Huayna Potosí se logra observar el impresionante lago Titicaca con la ciudad de la paz acurrucada.

Facebook Cholitas Escaladoras

Con sus dos picos casi perfectos este nevado es el preferido de los andinistas por su dificultad. El paisaje desde su cima es espléndido. Primero fue cargadora, luego cocinera, comenta Domitila, “los turistas me preguntaban cómo era el Huayna Potosí, así que tuve que subir para conocer”.

Soñando con las alturas

Seis de las integrantes de este grupo sueñan con trepar el Aconcagua el nevado más alto de Latinoamérica ubicado a más de 6.960 metros sobre el nivel del mar.

En algunos casos ellas escalan para conseguir un dinero que les permita adquirir un equipo profesional y así poder alcanzar sus sueños. Muchas de ellas son contratadas por las agencias de turismo para realizar tales pericias.

Guiadas por Eulalio Gonzales, el más experimentado, inician el recorrido después de la medianoche así aprovechan la dureza de la nieve y llegan a la cima cuando despunta el alba. El sol agrieta la nieve y es peligroso ascender en pleno día, comenta González de 55 años, pero con más de 20 años de experiencia.

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.