¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Este hombre está construyendo una “catedral” él solo, ¿sabes por qué?

Comparte

Justo Gallego es toda una institución en la localidad española de Mejorada del Campo

 

Justo Gallego tenía 38 años de edad poco después de haber tenido que abandonar forzosamente el monasterio cisterciense de Santa María de Huerta,  debido a serias complicaciones de salud que sólo se agravaban con el régimen monástico.

El suyo era un cuadro tuberculoso complicado, y pidió a la Virgen del Pilar por su curación. Al verse curado, comenzó a construir una “catedral” en un viejo terreno de labranza perteneciente a su familia.

“Cuando empecé a construir esta catedral”, comentó Gallego, quien ahora cuenta con más de 90 años de edad, en una entrevista a CNN, “lo que decía la gente es que yo estaba loco. No creían que iba realmente poner tanta dedicación en esto, y así, les he demostrado que estaban equivocados”.

Ubicada en la Comunidad de Madrid, la iglesia de Gallego tiene un salón parroquial, claustros, un baptisterio, cúpula, cripta, y una enorme iglesia principal.

Sin embargo, es preciso aclarar que no se trata de una “catedral”, como es comúnmente conocida: el edificio ni está consagrado ni es reconocido oficialmente como un templo por la diócesis de Alcalá de Henares.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.