¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

México: cuando se confunde corrupción con astucia

© Marko Vombergar / ALETEIA
Comparte

México es el país “más corrupto” de los 34 de la OCDE

Una de las características del modo de ser del mexicano es ver las faltas propias en territorio ajeno. Sucede, por ejemplo, con la migración. A Estados Unidos le pide México un trato humanitario a los migrantes mexicanos, cosa que no hace el país en su conjunto con los migrantes centroamericanos que van en tránsito hacia Estados Unidos.

¿Doble moral? Quizá algo menos complicado que eso: poca atención entre lo que se dice, lo que se piensa y lo que se hace.

El gobierno es el corrupto

Según el Índice de Percepción de la Corrupción, México es el país “más corrupto” de los 34 que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE). Tanto que en alguna ocasión el actual presidente de la república, Enrique Peña Nieto, dijo que la corrupción “es un asunto de orden cultural” en el país.

Pero no existe mucha conciencia al respecto entre los 120 millones de habitantes de este país norteamericano.

Cuando se habla de corrupción, la gente señala a los políticos y a los funcionarios públicos. Pero cuando se habla de “dar mordida” para evitar una sanción policiaca, o de sobornar a un juez para obtener una sentencia a modo, se le llama “astucia”

Una investigación realizada entre septiembre de 2015 y febrero de 2016 por la organización Opciona, que incluyó el análisis de 16 grupos de enfoque, una encuesta representativa nacional y un estudio etnográfico, demostró que los mexicanos sólo ven la corrupción en los demás: el 96 por ciento de los encuestados respondió que participa “poco o nada” en actos corruptos.

Casi el 80 por ciento de los mexicanos relaciona la corrupción con el gobierno en general, la policía, los gobernantes y burócratas. En la encuesta aplicada por la empresa Votia, los mexicanos ubican a la corrupción como el cuarto problema más preocupante en el país, con 8 por ciento de las menciones.

El principal problema para los mexicanos sigue siendo la inseguridad (29 por ciento), seguido de la economía (18 por ciento), la delincuencia común (10 por ciento).

También en las empresas

Para combatir la corrupción, dijeron los encuestados, la principal acción debe ser “educar a los niños y jóvenes para que en el futuro no cometan actos de corrupción”.

Como segunda acción está imponer “sanciones duras para políticos y gobernantes que cometan actos de corrupción” y por último, también sancionar a los ciudadanos corruptos.

Sin embargo, señalan que el Gobierno es el principal responsable de la lucha contra la corrupción en el país (24 por ciento), mientras que el 20 por ciento consideró que les corresponde a los ciudadanos y el 14 por ciento dijo que es responsabilidad del presidente de la República.

La corrupción, sin embargo, no es algo privativo de un sector. De acuerdo con Transparencia Internacional, los pequeños sobornos significan “un gran problema” entre las iniciativa privada, toda vez que 80 de 100 empresas no reportan que tengan una política expresa que prohíba “los pagos de facilitación”.

Y mientras tanto la inequidad se agudiza: ocupando el puesto número 11 de entre las economías del mundo (por tamaño), es el tercero con mayor desigualdad social.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.