Aleteia

Un centenario se casa con la mujer de sus sueños

Robin Gray Photography
Comparte

Historias de amor que tocarán tu corazón

En 1983, los amigos de Forrest Lunsway y Rose Pollard esperaban que los dos bailasen en una fiesta. Forrest se había quedado viudo por segunda vez y Rose había perdido a su marido después de una enfermedad larga y dolorosa. Ella no tenía ninguna intención de volver a casarse, solo quería compañía. Aunque vivían a 64 km el uno de la otra, trataban de verse regularmente. Fue un largo cortejo. Durante veinte años, Forrest cuando podía recorría esa distancia para ir a ver a Rose y después volvía a casa la misma noche.

En 2003, Forrest, se fue a vivir con Rose y le pidió en matrimonio. Ella no le tomó en serio, ya que él tenía 90 años y ella 80.

Bromeando, ella le dijo que se casaría cuando él cumpliese 100 años. Para Forrest no era una broma y cuando se acercaba su cumpleaños número 100, Rose aceptó su propuesta. Se casaron el mismo día del cumpleaños de Forrest. Un hotel cercano a su lugar de residencia, en Capistrano Beach, les ofreció una habitación con vistas al mar para su luna de miel. La pareja recibió las felicitaciones de todo el mundo, y finalmente Barack y Michelle Obama les enviaron sus felicitaciones.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.