Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco, adelante la comisión de revisión de canonización de Beato Stepinac

Public domain
Comparte

Comisión de expertos croatas y serbios se reunió por primera vez en el Vaticano

El papa Francisco quiere ver las cosas claras y ha apoyado la constitución de una comisión que estudie de forma exhaustiva la figura evangélica del cardenal Alojzije Stepinac, croata, arzobispo de Zagreb desde 1937 hasta su muerte en 1960, beatificado en 1998 por el papa Juan Pablo II. La Comisión no “interferirá” en el proceso de canonización, advierten desde el Vaticano.

Así, por iniciativa de papa Bergoglio, la Comisión mixta de expertos croatas y serbios que se reunió de 12 a 13 de julio en el Vaticano tiene como tarea “la relectura en común” de la vida del beato “antes, durante y después de la segunda guerra mundial”.

WEB-BLESSED-CARDINAL-STEPINAC-TRIAL-PD
Public domain
El 29 de noviembre de 1952, el papa Pío XII nombró a Stepinac cardenal. En respuesta a esta decisión, el 17 de diciembre siguiente Yugoslavia rompió relaciones diplomáticas con el Vaticano.

El cardenal Stepinac reconocido como feroz anticomunista, desde 1937, vivió el primer período de la Segunda Guerra Mundial y luego, en 1946, bajo el régimen comunista de Tito, fue encarcelado, juzgado, y condenado. Pasó muchos años en prisión y en ‘casa por cárcel’ durante el régimen del Partido Comunista de Yugoslavia.

Sin embargo, el ‘grito en el cielo’ por la beatificación (permiso del papa Juan Pablo II para que sea honorado como Siervo de Dios), lo pusieron algunos sectores de la Iglesia ortodoxa serbia y otros grupos de familiares de las víctimas. Asimismo, la comunidad judía ha expresado su preocupación por la futura canonización del arzobispo.

WEB-BLESSED-CARDINAL-STEPINAC-SHEEP-PD
Public domain
Falleció el 10 de febrero de 1960, a los 61 años de edad, víctima de una trombosis. Fue enterrado en Zagreb. El papa Juan XXIII celebró su funeral en la basílica de San Pedro ―un acto inusual tratándose de un cardenal no perteneciente a la curia

Los detractores del beato croata señalan sus vínculos con la Ustacha (en croata: Ustaša), organización nacionalista croata aliada del nazismo acusada de racismo étnico, religioso y de crímenes durante la segunda guerra mundial.

A este propósito, el papa Francisco para evitar controversias en la causa de canonización de Stepinac hizo “varios encuentros y consultaciones entre representantes de la Santa Sede, de la Iglesia Ortodoxa Serba y de la Conferencia Episcopal Croata”, recordó una nota de la Oficina de Prensa del Vaticano.

Por ello, permitió la constitución de la Comisión de expertos católicos y ortodoxos serbios que trabajarán alrededor de 12 meses, para estudiar la vida del arzobispo y establecer sí sus acciones son imitables y su figura tiene valor evangélico.

La Comisión- instituida por Francisco – está encargada de desarrollar un “trabajo científico, siguiendo la metodología de las ciencias históricas que se basa en la documentación a disposición y de la contextualización”, informó la Santa Sede.

En este caso, la Comisión que se reunirá la próxima vez en Zagreb, Croacia, (17-18 octubre) “no interferirá en la causa de canonización del beato cardenal Alojzije Stepinac, que está vinculada directamente a la autoridad de la Santa Sede”.

Benedicto XVI dijo del beato, en su visita a Croacia en 2011: Precisamente por su firme conciencia cristiana, supo resistir a todo totalitarismo, haciéndose defensor de los judíos, los ortodoxos y todos los perseguidos en el tiempo de la dictadura nazi y fascista, y después, en el período del comunismo, “abogado” de sus fieles, especialmente de tantos sacerdotes perseguidos y asesinados.

Cabe recordar que el Pontífice es quien da la autorización final a la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano para la promulgación de los decretos, sea que se trate de un milagro, la comprobación de martirio y la virtudes heroicas, entre otras. Una causa sigue adelante solamente con la votación unánime de sus miembros. Es sólo en ese momento que llega a las manos del Papa.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.