Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Abierta en Roma la prisión de San Pedro

© Antoine Mekary / ALETEIA
Comparte

Descúbrela con nosotros a través de una serie de fotos que te trae Aleteia

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Los cristianos ‘enemigos del imperio Romano’ padecieron en la Cárcel Tullianum o Mamertina, conocida como la prisión de San Pedro, ubicada en el foro romano en la Antigua Roma. La Cárcel del martirio cristiano ha sido inaugurada a la presencia de la prensa este miércoles y abrirá sus puertas  al público el 21 de julio de 2016.

 “Cuando las circunstancias históricas nos piden un testimonio fuerte, allí aparecen los mártires, los testigos más grandes. Y así la Iglesia viene regada con la sangre de los mártires”, homilía de Papa Francisco, 30 de junio de 2014, capilla de Santa Marta. 

La historia milenaria que se respira en Roma es un signo vivo que recuerda a los cristianos que están llamados a dar un testimonio fuerte. Así, aparecen en el horizonte los mártires, su sangre como memoria constante para no olvidar y ayudar hoy a los cristianos perseguidos en todo el mundo.

De hecho, San Pedro, estuvo encarcelado antes de su martirio; la tradición y pruebas arqueológicas legitiman también que los santos Martiniano y Proceso, sus guardias, fueron convertidos y bautizados por al apóstol Pedro en esta prisión, antes de ser martirizados.

Es una oportunidad única para los fieles y los peregrinos que visitarán Roma para el Jubileo de la Misericordia, pues tendrán la ocasión de ver el monumento tras las excavaciones arqueológicas y la regeneración del lugar donde fue encadenado el Apóstol Pedro, y con raíces tan antiguas en la fundación de la ciudad eterna por parte de Romolo y Remo.

Era un lugar de olvido y abandono donde los enemigos del Estado venían casi sepultados en las entrañas de la tierra, para hacerlos adsorber por el infierno”, cuenta en la presentación monseñor Libero Andreatta, administrador delegado ad interim de la Obra Romana Peregrinajes del Vicariato.

El lugar ha sido centro de devoción cristiana desde los tiempos medievales, y actualmente está ocupado por dos iglesias superpuestas: San Giuseppe dei Falegnami (arriba) construida en el XI siglo d.C. y San Pietro in Carcere (abajo).

La cruz del altar de la capilla inferior está al revés. Dado que Pedro se hizo crucificar boca abajo por no considerarse digno del mismo trato que tuvo su maestro, Jesús de Nazaret, muerto en la cruz.

Recuperar este lugar inspirador para los cristianos, signo de la edad Republicana de Roma, fue un trabajo común durado un año y realizado por la Obra Romana de Peregrinajes (ORP), el ente de la iglesia romana que impulsa la enseñanza del Concilio Vaticano II de que el peregrinaje es un instrumento de fe, de catequesis y de evangelización.

Prisioneros, San Pedro y San Pablo

La tradición considera que también San Pablo estuviera recluido en la Carcer Tullianum. La Cárcel en los siglos pierde su función represiva y las pruebas datadas en el siglo VII d.C demuestran que fue usada para el culto cristiano. La tradición la vincula con el martirio de Pedro y Pablo. La Iglesia de San Pedro in Carcere es una prueba, ubicada al nivel superior del Carcer.

Asimismo, los visitantes podrán disfrutar de una innovadora exposición museística y multimedia, realizada en colaboración con la ORP, el Estado italiano y los entes de supervisión de la Obras como el Coliseo y el área arqueológica romana.

La Cárcel Mamertina, se hallaba en la ladera noreste del monte Capitolino, frente a la Curia y los foros imperiales de Nerva, Vespasiano y Augusto. Entre ella y el Tabularium (archivo) había un tramo de escaleras que llevaba al Arx del Capitolio, conocido como las Scalae Gemoniae.

Museo Carcer Tullianum

El itinerario museístico consiste en cuatro secciones: 1) La maqueta del área arqueológica explicada con elementos multimedia. 2) La Roma antigua, la muestra de la Edad de Hierro de la Edad Republicana, hasta el imperio. 3) La Roma Cristina: tarda antigüedad y medievo. 4) el Renacimiento italiano.

Una curiosidad de la muestra es la cátedra sacerdotal de época cristiana. Las investigaciones arqueológicas demuestran que como en la época altomedieval igualmente el Tullianum haya sido una Iglesia. Un uso del cual se había perdido memoria.

Así, los visitadores podrán hacer uso de una tableta para recibir mayor información e imágenes de la reconstrucción en tres dimensiones (3D).

Cronología – Carcer Tullianum

IX / VIII a. C

Hallazgos de fragmentos de cerámica y tres fosas para el entierro, las cuales dan testimonio de la ocupación de la Edad de hierro de la zona del Circo Máximo en la ladera con vistas al Foro.

VII a. C

La construcción de las Muros Servian. Las paredes que rodean por completo el Capitolio con fines defensivos y como subestructura, apoyados éstos antes de insertar el Cárcel bajo el reinado de Anco Marcio.

VI a. C

Edificación de Tullianum bajo el reinado de Servio Tulio.

IV – I siglo a. C.

Área de reasentamiento durante el período de la República. La Cárcel incorpora el Tullianum. La forma del Tullianum, originalmente circular, se corta en el lado noreste.

El primer siglo d. C.

Monumentalización de la Cárcel Tullianum con fachada de travertino, durante el último asentamiento del Foro en la época de Augusto.

 VII siglo d. C

Primera evidencia de la transformación de la Cárcel Tullianum en lugar de culto cristiano.

VIII-IX d. C

Evidencia de los más antiguos frescos sagrados en Tullianum.

Siglo IX

Fragmento de la silla, el asiento del oficiante.

El descubrimiento muestra que en la Edad Media, la Tullianum era una iglesia.

XI – siglo XIV

Frescos sagrados en la Cárcel.

Siglo XVI

Comienza la construcción de la iglesia de San José de los carpinteros.

Siglo XVII

La construcción de la actual iglesia de San José de los carpinteros.

Siglo XX

Las excavaciones y la zona arqueológica de Antonio Muñoz

Galería de fotos de la inauguración de este 13 de julio en Roma 

©AntoineMakary/Aleteia.org

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.