Aleteia

Uruguay le ganó un histórico juicio a la industria tabacalera

Comparte

Esta victoria contra Philip Morris fija un precedente para el mundo

Uruguay y la empresa tabacalera Philip Morris atravesaron varios años de litigio debido a una serie de medidas que impuso el país sudamericano desde 2006 para regular la actividad de las tabacaleras y desmotivar el consumo de tabaco, entre las que se destaca la inclusión de pictogramas en las cajillas de cigarrillos con advertencias, así como la omisión en las mismas de términos como “light” o “suave”.

A raíz de esta decisión, tanto Philip Morris Brand SARL, Philip Morris Products S.A. y Abal Hermanos S.A expresaron disconformidad en el entendido de que estas normas eran inadecuadas y expropiatorias de sus productos.

A juicio de los demandantes, Uruguay, con estas medidas regulatorias, había violado el Tratado Bilateral de Inversiones que se celebró en Suiza. Sin embargo, el tribunal internacional encargado de este proceso perteneciente al Banco Mundial (BM) no hizo lugar a tales demandas y falló a favor del Estado uruguayo.

“Hemos probado ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) que nuestro país, sin violar ningún tratado, ha satisfecho su irrenunciable compromiso con la defensa de la salud de su gente”, expresó el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, oncólogo de profesión,  al anunciar el histórico fallo a favor contra la demanda impuesta por la tabacalera Philip Morris.

Lionel Fernández Roca © 2010 Lionel Fernández Roca • lionelfernandezroca.com • flickr.com/lfr

El litigio en marcha cobró fama mundial y muchos siguieron de cerca el proceso porque su desenlace significaría un precedente para el vínculo entre los estados y la industria tabacalera.

“Desde ahora, cuando las tabacaleras intenten moderar las regulaciones del convenio marco con la amenaza de un litigio, se encontrarán con nuestro precedente”, afirmó Vázquez.

En ese sentido, el mandatario uruguayo, que como oncólogo de profesión siguió de forma minuciosa todos los pormenores de este proceso, una vez conocido el triunfo dio señales de cautela.

“Un elevado espíritu de prudencia nos ordena que nuestra conducta no puede estar asociada al festejo ni a una postura triunfalista, porque en un litigio de esta naturaleza, donde las víctimas del flagelo central discutido se suman por millones, nunca habrá lugar para celebrar el resultado que nos da la razón. Nos limitaremos entonces a optar por una serena y respetuosa reflexión de los hechos, en homenaje al sentido mismo de la vida”, indicó.

“Sin embargo, ratificamos firmemente el compromiso de seguir la más frontal y directa lucha contra el consumo de tabaco, a fin de reducir, día a día, la pesada carga que esta epidemia pone sobre nuestro pueblo, y a no  renunciar a la total instrumentación del Convenio Marco para el Control del Tabaco, invitando a las naciones a que se sumen al combate de este flagelo, sin temor a las represalias de las poderosas tabacaleras, tal como lo ha hecho Uruguay”, prosiguió.

“Para Uruguay no hay valor más importante que la vida, ni actitud más sagrada que la protección de la salud de sus habitantes”, concluyó.

Una vez conocido el fallo, Philip Morris manifestó a través de un comunicado el total acatamiento y la decisión de no apelar. «Ya que el caso ha concluido, PMI (Philip Morris International) ya no hace parte a ninguna reclamación de protección de inversiones», indicó.

Adicción y enfermedades

Uruguay es el país protagonista en América Latina en la lucha contra el tabaco con medidas que habían comenzado durante la primera presidencia de Vázquez en 2005 con la prohibición de fumar en espacios públicos cerrados y luego otras limitaciones al consumo, además de las medidas que motivaron este litigio.

Pero lo que motivó a Vázquez a tomar esta bandera se basa en su experiencia como oncólogo y su conocimiento en cuanto a los daños que provoca el tabaco en el organismo, tal cual dejó bien en claro durante su anuncio.

“Existiendo evidencia científica que, de manera irrefutable, prueba que fumar causa adicción y provoca una serie de enfermedades tales como cáncer de pulmón, enfisema pulmonar, insuficiencia cardíaca y accidentes cerebro-vasculares, entre otras, y que ha matado a más personas que las que murieron en los conflictos bélicos que el mundo padeció en el siglo XX; ante tal evidencia, decidimos instrumentar firmemente el convenio marco para el control del tabaco, ejerciendo el poder soberano que ostentamos para la defensa y promoción de la salud pública, mediante la adopción de regulaciones apropiadas contra el tabaquismo”, consideró.

Destinado a pasividades

Uruguay recibirá 7 millones de dólares por la victoria en el juicio contra Philip Morris que, según anunció el gobierno, serán destinados a mejorar las pasividades más sumergidas.

El fallo a favorable puede ser considerado como ejemplarizante, sienta precedente y se destaca por una vehemente defensa de la salud de los ciudadanos, más allá de la cautela con la que fue interpretado.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.