Aleteia

¿Celebrar la misa mirando a Oriente? El Vaticano aclara

Comparte

Prefecto para el Culto Divino invitó a los sacerdotes a volver a celebrar de espaldas. El Papa se reunió con él, luego la explicación

Con relación a las declaraciones ‘mal interpretadas’ del cardenal Robert Sarah que han desatado una tempestad de rumores sobre la celebración de la misa de espaldas a los fieles mirando hacía oriente (a partir de Adviento), el padre Federico Lombardi, Jefe de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, informó que no hay nuevas indicaciones de las dadas actualmente en las normas litúrgicas y en las palabras del Papa Francisco.

A este propósito, la celebración litúrgica se hace de “cara al pueblo” y es efectivo “el rito ordinario de la misa”, aclaró Lombardi, este lunes 11 de julio, unos días después de la audiencia privada que el papa Francisco ha concedido al Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la disciplina de los sacramentos el pasado 9 de julio.

De hecho, la explicación, a través de un comunicado, se debe a “algunas cuestiones a raíz de las noticias que han circulado tras una conferencia que el cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino, dio en Londres hace pocos días”.

“El cardenal se ha preocupado siempre, justamente, de la dignidad de la celebración de la misa”, confirma la nota, después de las palabras del cardenal africano de la semana pasada, dichas al inaugurar el congreso de Sacra Liturgia en Londres.

Sin embargo, sostiene Lombardi que “algunas frases” del cardenal Sarah “han sido erróneamente interpretadas como si anunciaran nuevas indicaciones”.

Así, la norma de la celebración de la misa “está siempre plenamente vigente” y dicta:

“Constrúyase el altar separado de la pared, de modo que se le pueda rodear fácilmente y la celebración se pueda realizar de cara al pueblo, lo cual conviene que sea posible en todas partes. El altar, sin embargo, ocupe el lugar que sea de verdad el centro hacia el que espontáneamente converja la atención de toda la asamblea de los fieles”. Institutio Generalis Missalis Romani (Instrucción General del Misal Romano), num. 29.

Igualmente, se aclara también que la celebración “extraordinaria” de la misa no sustituye el lugar de la “ordinaria” y que la versión oficial se desvincula de la expresión: «reforma de la reforma».

 Por su parte, -indica la nota– el papa Francisco, en ocasión de su visita al dicasterio del Culto Divino, recordó expresamente que la forma “ordinaria” de la celebración de la misa es la prevista en el Misal promulgado por Pablo VI, mientras la “extraordinaria”, que fue permitida por el Papa Benedicto XVI para las finalidades y con las modalidades que explicaba en el Motu Proprio Summorum Pontificum no debe tomar el lugar de la “ordinaria”.

“No están, por lo tanto, previstas nuevas directrices litúrgicas a partir del próximo Adviento como alguno ha deducido impropiamente de algunas palabras del cardenal Sarah, y es mejor evitar utilizar la expresión “reforma de la reforma”, refiriéndose a la liturgia, dado que a veces ha sido fuente de equívocos”.

“Todo ello ha sido expresamente concordado en el curso de una reciente audiencia concedida por el Papa al cardenal prefecto de la Congregación para el Culto Divino”, añadió Lombardi.

Las palabras del cardenal Sarah

WEB-000_DV871595- es
© WEB-000_DV871595

Las declaraciones del cardenal Sarah han tenido un eco internacional debido a que la celebración de la misa hace parte de los preceptos más importantes de la Iglesia Católica. En este sentido, los fieles son convocados a participar en la misa del domingo y a respetar las fiestas y dedicar el tiempo libre para santificar las celebraciones (432, Catecismo de la Iglesia Católica).

El cardenal Robert Sarah, hace una semana, al inaugurar el congreso de Sacra Liturgia en Londres, exhortó a todos los sacerdotes, empezando el primer domingo de Adviento (el 27 noviembre de este año), a celebrar la misa “versus Orientem”, es decir con el altar hacia el oriente y de espaldas al pueblo.

“Es muy importante que volvamos, lo antes posible, a una orientación común, de los sacerdotes y fieles dirigiéndose juntos hacia la misma dirección, hacia oriente, o por lo menos hacia el ábside, hacia el Señor que viene”, dijo. “Les pido que apliquen esta práctica en donde sea posible”, agregó.

En la conferencia, el cardenal Sarah dijo que el papa Francisco le ha pedido comenzar un estudio sobre “la reforma de la reforma” para adaptar los cambios, y que este estudio busca “el enriquecimiento las dos formas del rito romano”: la ordinaria y la extraordinaria.

Texto completo en inglés de la conferencia del cardenal Sarah (05.07.2016)

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.