Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 15 abril |
San Damián de Molokai
home iconDesde Roma
line break icon

Esmirna; cordialidad y amistad entre católicos y musulmanes

Vatican Insider - publicado el 10/07/16

«Estoy convencido de que Turquía, un país al que estoy estrechamente vinculado y en el que siempre me he encontrado bien, constituye un ‘unicum’ en el mundo islámico». Con estas palabras comienza a describir la propia experiencia el padre Lorenzo Piretto, arzobispo de Esmirna desde 2015. Es un dominico de 74 años que ha vivido durante tres décadas en Estambul, donde fue vicario episcopal y profesor de la Universidad de Mármara; antes enseñó italiano en la Facultad de materias técnicas y después latín en la Facultad de Teología islámica. «Desgraciadamente en Turquía la Iglesia no tiene reconocimiento jurídico y esto implica dificultades y limitaciones que no hay que descuidar», explicó. «Además persiste el temor del proselitismo, aunque los católicos no hayan caído nunca en esta tentación y siempre hayan mostrado gran respeto por la fe ajena. Sin embargo, la libertad religiosa es garantizada por la Constitución y siempre se ha garantizado la posibilidad de discutir temas que, por ejemplo, en otros países musulmanes habría sido imposible afrontar, como el laicismo del estado, la relación entre la religión y la modernidad, los aspectos auténticamente inmutables del Isla. Además, no se prevén ni obstáculos ni sanciones en los casos de conversión al cristianismo, aunque, como es fácil imaginarse, se trata de eventos que suceden en la discreción, pero no son raros. También en este momento histórico, delicado para Turquía, me parece apreciar en el mundo islámico local algunas aperturas interesantes y prometedoras hacia nosotros».

Esmirna, ciudad muy abierta

El territorio de la diócesis incluye a la poblada ciudad de Esmirna (con 4 millones de habitantes) y varias localidades de la costa. En conjunto, los fieles son alrededor de 15000, presentes desde hace bastante tiempo y bien insertados, pues no pocos ocupan puestos de relieve en diferentes sectores. «Las relaciones entre católicos y musulmanes generalmente son buenas: hay respeto, consideración e incluso sincera amistad», observó el padre Piretto: «lo mismo con las autoridades civiles y religiosas, hay relaciones cordiales. Nunca he tenido problemas. Todos nosotros deseamos ofrecer un testimonio genuino de fe, sin ostentar pero con la valentía de nuestro apego al Señor».

En la diócesis se llevan a cabo toas las actividades en las que están comprometidas las comunidades cristianas en el mundo: desde cursos de catequismo hasta cursos pre-matrimoniales, pasando por las celebraciones eucarísticas cotidianas. «Una peculiaridad de nuestra diócesis —prosiguió el padre Piretto— es el conspicuo número de matrimonios interreligiosos: cristianos y musulmanes frecuentan las mismas escuelas, crecen juntos y, por lo tanto, sucede que se enamoren y deseen formar una familia. A menudo celebro estas uniones y hasta el bautismo de los niños que tienen un padre musulmán. No es raro que los pequeños, ya crecidos, vayan a los cursos de catecismo. Esmirna es una ciudad particularmente abierta, y, en cierto sentido, única en Turquía».

Los estudiantes de Estambul?

El padre Piretto conserva un recuerdo muy positivo de sus años en Estambul: «Conocí a personas serias, honestas, capaces de una vida espiritual intensa. Enseñar durante trece años en la Facultad Teológica fue una experiencia muy estimulante: fue recibido con gentileza, hicieron que me sintiera en familia. Con algunos profesores musulmanes organicé encuentros interreligiosos de gran interés». Sus estudiantes, todos musulmanes, estaban estudiando la licenciatura o el doctorado en teología,; algunos ya predicaban en las mezquitas. «Eran chicos abiertos, intelectualmente curiosos y vivaces, y con algunos de ellos todavía estoy en contacto», prosiguió. «Hay que decir que mediante la enseñanza cayeron muchos de los prejuicios que tenía cuando llegué a este país».

El profesor musulmán

Entre los estudiantes del padre Piretto estaba Ismail Ta?pinar, musulmán, que en la actualidad tiene 47 años, está casado, tiene dos hijas y enseña Historia de las Religiones en la Facultad de Teología de la Universidad de Mármara. «Aprecio del padre Lorenzo —dijo— tanto las competencias en materias teológicas como el compromiso generoso en la enseñanza del latín y en el campo interreligioso. Todavía ahora en la universidad organizamos encuentros y talleres en los que participan juntos estudiantes cristianos y musulmanes: todos se muestran muy interesados y dan valor a estas citas. Me he dado cuenta de que al final de los encuentros los chicos se intercambian direcciones de correo electrónico para escribirse y continuar dialogando entre ellos».

Los cristianos en Turquía

También en la cuidad de Estambul la convivencia entre cristianos y musulmanes es buena, subrayó el profesor: «Los cristianos se muestran gentiles y colaborativos. Si me preguntaran qué pueden ofrecer a nuestro país, respondería que lo esencial es que sientan como propios la cultura, los valores y los problemas de la nación turca, y que la ayuden a crecer y a desarrollarse». Al respecto, el padre Piretto añadió: «La inculturación es fundamental. En el pasado se nos consideraba una Iglesia extranjera, sobre todo porque tanto los religiosos como los fieles eran todos extranjeros; hoy, en cambio, somos percibidos como una Iglesia local. Fue un paso significativo, determinado por varios factores: por ejemplo la introducción del uso de la lengua turca, con la que hemos comenzado a oficiar regularmente algunas celebraciones».

Colaboración fecunda

El padre Piretto se dijo convencido de que las personas auténticamente religiosas (cristianas y musulmanas) que colaboran entre sí pueden ofrecer un testimonio de valor incomparable: «pueden afirmar y demostrar que Dios es Amor y que quiere la paz entre los hombres, que todos son Sus hijos. No puede existir un dios de la guerra y del odio: es un contrasentido. Las personas sinceramente religiosas deben afirmar en voz alta que existe un solo Dios del Amor y de la Vida».

La Encíclica «Fides et ratio»

Por su parte, el profesor Ta?pinar, que tradujo la Carta Encíclica «Fines et ratio» de san Juan Pablo II, afirmó: «Trabajando en esta encíclica me dí cuenta de que la teología cristiana afronta temas y preguntas que afrontan también los teólogos musulmanes, es decir, por ejemplo: cómo transmitir la fe en Dios al pueblo, qué son la fe y la razón y cuál es la relación entre ellas. Vivimos en un tiempo dominado por el materialismo, que ha dejado a un lado los valores espirituales y que no tiene una visión que abra a la dimensión de lo trascendente. Creo que los problemas del hombre moderno son justamente la falta de espiritualidad, la falta de un horizonte metafísico, la incapacidad de dar sentido a la existencia. Creo que las personas que son sinceramente creyentes, que trabajan juntas, pueden demostrarle al hombre moderno que las religiones no son enemigas entre sí, sino que operan por el bien de toda la humanidad».

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
4
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
5
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
6
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
7
MARIA DEL VALLE
Esteban Pittaro
Conmoción en Argentina por una joven que falleció tras un aborto ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.