Aleteia

Venezuela: El hambre puede más que el temor

AFP
Comparte

500 mujeres cruzaron a la fuerza la frontera con Colombia; consiguieron víveres, rezaron y agradecieron

Eran unas 500 mujeres venezolanas desesperadas, según reportan varios medios. No huían para salvar sus vidas ni lo hacían por miedo. Algunas vestidas  de blanco y al grito de “sí, se puede” no le temieron a la resistencia de la Guardia Nacional Bolivariana (Venezuela)  y pudieron atravesar el paso fronterizo con Colombia –que permanece cerrado- hacia la localidad de Cúcuta con un único propósito: conseguir alimentos.

Es que la crisis alimentaria que se vive en Venezuela con una extendida escasez obligó a estas mujeres de la localidad venezolana de Ureña a tomar tal decisión, luego de atravesar el puente internacional Francisco de Paula Santander para después enfrentarse al paso fronterizo y con valentía.

Una vez  en Cúcuta las mujeres empezaron a sonreír y entonar el himno venezolano gritando y aplaudiendo por su hazaña ante la atenta e incrédula mirada de las autoridades migratorias colombianas que nada pudieron hacer, indica El Tiempo de Bogotá.

“Somos amas de casa desesperadas. No tenemos nada: ni aceite, ni azúcar ni arroz”, expresó a ese medio Sonia Tarazona  mientras recorría un supermercado de Cúcuta.

El hambre pudo más que el temor

Fue toda una aventura. La convocatoria para concentrarse este martes en el paso fronterizo se empezó a gestar en los días anteriores a través de Whatsapp y en redes sociales. Dejaron el temor a un lado y debido a la escasez que se vive en su país resolvieron a actuar en consecuencia.

Pero además de comida algunas también aprovecharon para comprar medicinas tal cual le sucedió a Lola Benítez, que viajó desde la ciudad de San Cristóbal debido a que su esposo está enfermo.

De rodillas y agradecidas

Una de las imágenes más conmovedoras que recorrió las redes sociales fue la de ver a algunas de las mujeres venezolanas que cruzaron la frontera arrodillas, rezando y agradeciendo por los víveres conseguidos en Colombia, en el marco de un contexto cada vez más crítico en Venezuela, donde la escasez y el hambre se extiende a pasos agigantados.

¿Migración masiva?

Según las autoridades colombianas, prosigue El Tiempo, hasta el 30 de mayo habían  cruzado por el puesto migratorio de Cúcuta 18.000 personas hacia Colombia.  Del otro lado, debido al cierre de frontera, los colombianos casi no pueden pasar a Venezuela.

Sin embargo, lo que ocurrió este martes, para las autoridades colombianas podría representar un indicio de una posible migración masiva de venezolanos y hasta de colombianos que hasta ahora estaban en Venezuela.

El antecedente más cercano a lo acontecido este martes se dio el pasado 12 de junio cuando unas 400 personas de Venezuela atravesaron la frontera en el municipio de Puerto Santander.

Es por todo esto que la situación preocupa a las autoridades colombianas y desde algunos sectores se reclaman medidas, máxime teniendo en cuenta la posible reapertura de los pasos fronterizos, lo que provocaría una oleada de personas en busca de comida, medicamentos y hasta oportunidades laborales.

No obstante, Cúcuta parece no estar preparada para ese eventual momento. “De las muchas personas de las que lleguen, algunas se irán y otras se quedarán, pero eso sería ahondar más la crisis porque somos una ciudad que necesita generar actualmente entre 15.000 a 20.000 empleos, y si llegan otras miles a quedarse, sería más crítico para desarrollar esas oportunidades”, señaló el alcalde de Cúcuta, César Rojas Ayala, a El Tiempo.

La situación de preocupación se acentúa en otros pasos fronterizos de Colombia con Venezuela donde sienten mayor vulnerabilidad.

El paso fronterizo entre Colombia y Venezuela terrestre fue cerrado en 2015 por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro, argumentando la presencia de contrabando y presuntos paramilitares.  De todos modos la circulación de personas siguió, aunque a menor ritmo y por pasos ilegales.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.