Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 27 noviembre |
La Medalla Milagrosa
Aleteia logo
Viajes
separateurCreated with Sketch.

La Virgen María tiene una casa en los Estados Unidos

Daniel Esparza - publicado el 06/07/16

La llamada “casa de oración de Nuestra Señora de Éfeso”, en Jamaica, Vermont, es una réplica de la casa de la Virgen María en Turquía

Una antiquísima tradición cristiana señala que, huyendo de la persecución en Jerusalén, san Juan Evangelista habría llevado a la Virgen María consigo a Éfeso, en la región de Esmirna en Turquía, donde ambos pasarían los últimos años de sus vidas: Juan, hasta el día de su muerte y María, hasta el de su Asunción.

De hecho, la tradición –tanto católica como ortodoxa- afirma que la pequeña basílica que hoy se levanta sobre la que se asume fue la pequeña casa en la que María vivió sus últimos años de vida terrena, es el mismo lugar desde el que fue asunta al cielo. Sobre esta casa, y sobre esta tradición, puedes leer lo que hemos escrito haciendo clic aquí. 

Cerca de Wardsboro, una relativamente pequeña localidad del estado de Vermont, en el noroeste de los Estados Unidos, hay una réplica exacta, tan realista y fiel como es posible, de la llamada Casa de Éfeso
Cerca de Wardsboro, una relativamente pequeña localidad del estado de Vermont, en el noroeste de los Estados Unidos, hay una réplica exacta, tan realista y fiel como es posible, de la llamada Casa de Éfeso

Pues bien, cerca de Wardsboro, una relativamente pequeña localidad del estado de Vermont, en el noroeste de los Estados Unidos, hay una réplica exacta, tan realista y fiel como es posible, de la llamada Casa de Éfeso: una casa de oración y retiro llamada “Nuestra Señora de Éfeso”, en clara referencia al santuario original turco.

En el lugar hay un cenáculo para oración, dedicado especialmente a devociones marianas (el Santo Rosario in capite, naturalmente), en el que se llevan a cabo distintas celebraciones litúrgicas a lo largo del año, incluso en invierno.

Desde luego, en la que se hace especial énfasis, dado el carácter explícitamente mariano del lugar, es en la solemnidad de la Asunción de María. Cada cierto tiempo, incluso organizan peregrinajes, para pequeños grupos, a la casa original en Turquía.

En el lugar hay un cenáculo para oración, dedicado especialmente a devociones marianas  en el que se llevan a cabo distintas celebraciones litúrgicas a lo largo del año.
En el lugar hay un cenáculo para oración, dedicado especialmente a devociones marianas en el que se llevan a cabo distintas celebraciones litúrgicas a lo largo del año.

Los visitantes de la Casa de Oración de Nuestra Señora de Éfeso pueden quedarse alojados o en la propia casa (que tiene algunas instalaciones dispuestas para ello) o en cualquiera de los pequeños hoteles cercanos.

Tags:
casa de la virgen maríaturismo religiosovirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.