Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Perú y la misión de recuperar el lago Titicaca

Christian Haugen-CC
Comparte

Pobladores tendrán baños ecológicos y sistema de tratamiento de aguas residuales

Las aguas servidas forman parte del paisaje turístico que muestra el lago Titicaca al mundo. ¿Se puede convivir con aguas residuales? Desde 1970 los habitantes de las islas flotantes de totora, conocidos como los “uros”, viven sin reconocer el agua cristalina del lago más alto del mundo, única fuente de agua donde desembocan desechos tóxicos, de industrias, del ganado e incluso desechos humanos.

Un sistema que colapsa. Pobladores de las provincias de Puno salieron a las calles en demanda de un mejor tratamiento para la calidad del agua, que desde hace mucho no pueden beber, del lago ubicado a más de 3.800 metros sobre el nivel del mar.

La contaminación mineral del lago es también un tema que afecta a sus pobladores. Actualmente las concentraciones de arsénico y plomo en el lago Titicaca son altas, sin embargo aún no existe un proyecto que contemple una planta de tratamiento especial en zonas mineras.

Desaparición de especies

Con la visita de expertos en la defensa del medio ambiente, se pudo comprobar que dos especies habían desaparecido del lago. En 2011, un estudio del programa de las Naciones Unidas advertía sobre esta situación. Las causas: contaminación y sobrexplotación.

El lago que comparten Perú y Bolivia ha visto desaparecer el umanto y la boga. Especies que no se verán más. El ipsi es otra especie nativa que está en peligro de desaparecer, debido entre otras causas a la disminución de los niveles de agua que genera el lago.

Los pescadores del lugar señalan que años atrás era común atrapar umantos de 8 y hasta 9 libras (4 kilos). Los especialistas advertían lo difícil de encontrar bogas en el Titicaca sobre todo en el lado boliviano.

¿Cómo tratar las aguas residuales?

Optimizar las condiciones de sanidad del lago Titicaca es lo que se busca con el establecimiento de un nuevo sistema de tratamiento de aguas residuales. Esta iniciativa se viene trabajando desde el municipio del departamento de Puno.

Esta nueva planta de tratamiento emplaza el impacto ambiental y los niveles de contaminación que sufre el lago. Lo ideal es conseguir que el agua tratada sirva para riego y en criaderos de peces.

La construcción de tal sistema requiere contar con un equipo técnico que desarrolle los estudios preliminares además de presentar el expediente técnico para su construcción. Este sistema soluciona el problema doméstico pero aún queda el minero.

Uros saludables no encuentran salida

El gobierno peruano destinó 7 millones de soles para potabilizar las aguas grises del lago más  navegable del mundo, situado en el Altiplano Andino. Los indígenas aún no ven florecer esta propuesta desde el pasado mes de abril en que se difundió en los medios locales.

Sin riesgo a contraer enfermedades los 1.546 uros que viven en las 94 islas artificiales de totora en Puno podrán beber de estas aguas.

La ansiada descontaminación del agua será posible mediante equipos de succión y bombeo, filtros continuos y sistemas de desinfección activados por energía solar.

Lavaderos multiusos instalados en cada una de las islas les permitirán proveerse de este recurso apto para consumo humano.

De igual forma se espera instalar módulos flotantes de baños ecológicos. De esta manera se mejorará la salud de los pobladores y la oferta turística.

Las aguas grises serán tratadas antes de que regresen al mismo lago.

Acuerdo Bolivia- Perú

La preocupación por la preservación de las aguas es compartida por el gobierno de Bolivia. Ambas naciones firmaron un acuerdo para proyectar acciones conjuntas para la recuperación del lago más navegable del mundo.

Los países invertirán unos 117 millones de dólares hasta 2020 y unos 400 millones para el 2025.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.