Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 01 diciembre |
San Andrés
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

“Esperando al rey”: El holograma ¿nos acerca o nos aleja?

Antonio Rentero - publicado el 04/07/16

¿Cuán importante es el contacto personal, físico?

El punto de partida de esta película es el viaje a Arabia Saudí del personaje que interpreta Tom Hanks, cuya misión es presentar ante el rey del país una nueva tecnología que permite estar presente en un lugar remoto mediante un holograma.

Un paso más allá de la llamada telefónica o la videoconferencia, pues supone trasladar la presencia con inmediatez y de forma que casi supone la bilocación, si no fuese por la intangibilidad propia de la holografía.

El problema llega cuando, paradójicamente, el rey nunca se encuentra disponible para conocer la tecnología que le permitirá ampliar su omnipresencia, y nuestro protagonista debe enlazar una sucesión interminable de visitas en las que casi como el Larra de “Vuelva usted mañana” siempre se enfrenta a un horizonte que nunca alcanza y que también cual Sísifo con su piedra a cuestas cuando casi parece que va a alcanzar la cima todo vuelve a la casilla de salida.

En ese reiterativo devenir, que consigue acabar con el ímpetu inicial del protagonista, pronto comenzamos a ver más allá de la rutina de ir y volver sin alcanzar el objetivo: tras tanto deambular el paisaje comienza a hablar al involuntario peregrino de ida y vuelta.

El pez fuera del agua comienza a valorar los pros y los contras del entorno en el que se encuentra, comienza a acostumbrarse e incluso a tomarle el gusto al aire de su nuevo emplazamiento forzoso, que si inicialmente le pareció incomprensible, hostil e inhóspito paulatinamente va mostrándose como extraño pero en cierto modo acogedor a pesar de la incomodidad.

Y es que a lo largo de casi todo el metraje la sensación que se traslada al espectador es precisamente esa, la de incomodidad, la misma que vemos que vive el protagonista mientras trata de cumplir su misión.

Y paradójicamente vamos a ir adentrándonos en la reflexión de fondo de la película, en cuya trama el protagonista se va aproximando (a la fuerza) al entorno y sus habitantes.

Una aproximación real, “analógica”, que es justo lo contrario de lo que pretende proporcionar con la tecnología holográfica que tanto tiempo tarda en poder presentar ante su potencial cliente, el rey del país.

La reflexión nos llega como espectadores al mismo tiempo que al protagonista mientras va evolucionando en su misión laboral que va alargándose irremediablemente en contra de su voluntad: es innegable que en ocasiones poder “estar” presente, siquiera de modo virtual, en una localización remota es muy conveniente, pero ¿qué nos estamos perdiendo por el camino?

El hombre, como animal eminentemente social, no parece destinado a perder por completo el contacto con sus congéneres y precisamente eso es lo que nos enriquece como personas.

Finalmente no cabe sino destacar la que probablemente sea la gran virtud de la conjunción de talentos de Eggers (como autor de la novela), Tykwer (como guionista y director) y Hanks (como intérprete): mostrarnos de forma sutil la evolución en el protagonista, alentar una transformación en ese mismo sentido, social y de proximidad, en el espectador y hacer bueno una vez más ese consejo de que toda historia (toda novela, toda película) debe ser un viaje en cuyo transcurso el protagonista cambia. Y el lector/espectador.

Tags:
cinegrandes producciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.