Aleteia

Papa Francisco, Europa salir de muros de miedo y agresividad

Comparte

Pontífice envía video-mensaje a participantes de iglesias y comunidades cristianas reunidas en Munich de Baviera: ‘Juntos por Europa’.

El papa Francisco criticó “los muros” visibles e invisibles que se construyen en Europa en un video-mensaje transmitido este sábado 2 de julio en Munich de Baviera y dirigido a los participantes del encuentro ecuménico: Juntos por Europa.

“Muros hechos de miedo y de agresividad, de falta de comprensión hacia las personas de distintos orígenes o convicciones religiosas”, dijo.

Las palabras del Obispo de Roma fueron trasmitidas durante el encuentro cristiano que concluye este sábado en la ciudad alemana, donde asistieron más de 300 movimientos y comunidades cristianas de diferentes confesiones.

Así, Francisco lamentó que en el Viejo Continente existan “Muros de egoísmo político y económico, sin respeto a la vida y a la dignidad de cada persona”.

Igualmente, recuerda el contexto mundial “complejo y fuertemente en movimiento, cada vez más globalizado y, por eso, cada vez menos euro céntrico. Si reconocemos estas problemáticas de esta época, debemos tener el valor de decir: ¡necesitamos un cambio!”.

La persona humana al centro

El papa Francisco llamó a los participantes a seguir sus esfuerzos por mejorar el continente cuna del humanismo y no sólo territorio de un ‘mercado común’.

“Si toda Europa quiere ser una familia de pueblos: que vuelva a poner en el centro a la persona humana, que sea un continente abierto y acogedor, que siga realizando formas de cooperación no sólo económica sino también social y cultural”, agregó.

Este mensaje llega después de la decisión británica de retirarse de la Unión Europea (UE), la cual ha generado una mezcla inesperada de signos confusos en torno a la dirección de la economía y de la política de ese país y del futuro de la UE.

El cristianismo en la calle, no en museos

El Papa latinoamericano dice a los cristianos europeos reunidos en Munich que “tienen razón” se necesita de un cambio, porque “es hora de que nos pongamos juntos, para afrontar con verdadero espíritu europeo las problemáticas de nuestro tiempo. Además de algunos muros”.

“Europa está llamada a reflexionar y a preguntarse si su inmenso patrimonio, impregnado de cristianismo, pertenece a un museo, o por el contrario, es capaz todavía de inspirar la cultura y de donar sus tesoros a toda la humanidad”, aseveró.

Red de personas al servicio de los demás

También habló de los desafíos actuales. El papa pidió “mostrar testimonios de una sociedad civil que trabaja en red para la acogida y la solidaridad hacia los más débiles y desafortunados, para construir puentes, para superar los conflictos declarados o latentes”.

Jorge Mario Bergoglio, hijo de inmigrantes italianos, recuerda la historia de Europa que esta llena de un “continuo encuentro entre el Cielo y la tierra: el Cielo indica la apertura a lo Trascendente, a Dios, que desde siempre ha caracterizado al hombre europeo; y la tierra representa su capacidad práctica y concreta de afrontar situaciones y problemas”.

Cristianos unidos por Europa

De esa forma, señaló que las comunidades y movimientos cristianos nacidos en Europa, transmiten “múltiples carismas” para ponerlos al servicio de los demás.

“Juntos por Europa” – explicó – se propone el objetivo de traducir los valores cristianos en una respuesta concreta a los desafíos de un continente en crisis. “Su estilo de vida se basa en el amor recíproco, vivido con radicalidad evangélica”.

Cultura de la reciprocidad

Por ello, indicó que “una cultura de la reciprocidad significa: confrontarse, estimarse, acogerse, sostenerse recíprocamente. Significa valorar la variedad de los carismas, para converger hacia la unidad y enriquecerla. La presencia de Cristo entre vosotros, transparente y tangible, es el testimonio que induce a creer”.

Europa, una sola familia con sus diversidades

“Toda unidad auténtica –afirma– vive de la riqueza de las diversidades que la componen». De hecho,  el ejemplo de la familia sirvió para reiterar que la unidad depende también de que sus miembros pueda «ser profundamente sí mismo sin temor”, explicó

Por ende, continuó: “Si toda Europa quiere ser una familia de pueblos: que vuelva a poner en el centro a la persona humana, que sea un continente abierto y acogedor, que siga realizando formas de cooperación no sólo económica sino también social y cultural”.

Dios sorprende 

El papa Francisco exhortó a dejarse sorprender en la vida diaria por la novedad que trae Dios. “Ustedes, que han respondido con valentía a la llamada del Señor, están llamados a mostrar su novedad en la vida y así, hacer florecer los frutos del Evangelio, frutos germinados de las raíces cristianas, que desde hace 2000 años nutren a Europa”.

La red ecuménica 

La red ecuménica Juntos por Europa comenzó su recorrido en 1999 y cuenta con el patrocinio de la Unesco, del Consejo de Europa, del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea.

Además del Pontífice, también fue transmitido un video-mensaje del Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé: “Acaso nunca como ahora ha existido tanta urgencia de que nos reunamos, de estar juntos y de actuar en solidaridad (tanto en Europa, más en general en las regiones circunstantes, como a nivel global)”, afirmó.

https://www.youtube.com/watch?v=fi3CCCy2u0A

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.