Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 21 abril |
San Anselmo de Canterbury
home iconDesde Roma
line break icon

«Los jóvenes imploran un futuro sin las divisiones del pasado»

Vatican Insider - publicado el 26/06/16

«Tendamos la oreja a las jóvenes generaciones, que imploran un futuro libre de las divisiones del pasado». Después de haber asistido a la divina liturgia de la Iglesia apostólica armenia, celebrada por Karekin II en Etchmiadzin (tal y como ayer el Catholicos presenció la misa católica en Gyumri), Papa Francisco renovó su llamada a la unidad con una mirada que va más allá del ecumenismo y de las relaciones entre las Iglesias, abriéndose a los conflictos y a las heridas que todavía están sufre el pueblo armenio.

La celebración se llevó a cabo al aire libre, con el gran altar fuera de la Santa Etchmiadzin, el «Vaticano armenio». Karekin y el Papa entraron juntos en procesión, bajo un baldaquino púrpura sostenido por cuatro diáconos. Francisco se sentó en un trono idéntico al del Catholicos y siguió la celebración llevando una estola roja que perteneció a Papa Ratzinger.

En su homilía, Karekin II habló sobre la situación contemporánea: «La fe es puesta a la prueba por el extremismo y otros tipos de ideologías; la xenofobia, las dependencias, las pasiones y los beneficios egocéntricos. Los procesos de laicalización se están intensificando, los valores espirituales y éticos son distorsionados, y la estructura de la familia, establecida por Dios, está siendo sacudida. La raíz del mal en la vida moderna radica en el intento de construir un mundo sin Dios, de interpretar las leyes y los mandamientos de Dios, que hace que aumenten los problemas económicos, políticos, sociales y ambientales, que cada día amenazan la manera natural de vivir. Sin embargo, el mundo no deja de ser el centro del amor y del cuidado de Dios».

«En estos días con nuestro hermano Papa Francisco —añadió Karekin II— hemos vuelto a confirmar que la Santa Iglesia de Cristo es una al difundir el Evangelio de Cristo en el mundo, al cuidar la Creación, frente a los problemas comunes, y en la misión vital de la salvación del hombre… La misión inseparable de la Iglesia de Cristo es reforzar la solidaridad entre las naciones y los pueblos», subrayó agradeciendo al Pontífice. «Nosotros y nuestra gente siempre rezaremos por usted, amado hermano, y por sus esfuerzos dirigidos hacia la paz y la prosperidad de la humanidad, y hacia el progreso de la Iglesia de Cristo». Al final, pidió la «protección y el apoyo» de la «santa mano derecha de Dios» para todos los que «sufren por las guerras y el terrorismo, así como para los que tienen hambre, viven en la pobreza y en otros tipos de aflicciones».

En su saludo final, el Pontífice dijo, refiriéndose a la experiencia de convivencia que ha vivido en estos días en Etchmiadzin con el Catholicos: «Nos hemos encontrado, nos hemos abrazado fraternalmente, hemos rezado juntos y compartido los dones, las esperanzas y las preocupaciones de la Iglesia de Cristo, cuyo corazón oímos latir al unísono, y en la que creemos y sentimos como una». Y justamente, «en el signo de los santos Apóstoles. Los santos Bartolomé y Tadeo, que proclamaron por primera vez el Evangelio en estas tierras, y los santos Pedro y Pablo, que dieron su vida por el Señor en Roma, y que ahora reinan con Cristo en el cielo, se alegran ciertamente al ver nuestro afecto y nuestra aspiración concreta a la plena comunión».

«Que el Espíritu Santo haga de los creyentes un solo corazón y una sola alma; que venga a refundarnos en la unidad», insistió el Papa, tomando prestadas las palabras de san Gregorio de Narek, quien, invocando al Espíritu Santo, pedía que «este fuego diluya los motivos de nuestro escándalo», entre los que destaca, subrayó Bergoglio, «la falta de unidad entre los discípulos de Cristo». Que la Iglesia armenia «camine en paz, y la comunión entre nosotros sea plena. Que brote en todos un fuerte anhelo de unidad, una unidad que no debe ser «ni sumisión del uno al otro, ni absorción, sino más bien la aceptación de todos los dones que Dios ha dado a cada uno, para manifestar a todo el mundo el gran misterio de la salvación».

«Acojamos la llamada de los santos —fue la invitación de Papa Francisco—, escuchemos la voz de los humildes y los pobres, de tantas víctimas del odio que sufrieron y sacrificaron sus vidas a causa de su fe; tendamos la oreja a las jóvenes generaciones, que imploran un futuro libre de las divisiones del pasado. Que desde este lugar santo se difunda de nuevo una luz radiante; la de la fe, que desde san Gregorio, padre de ustedes según el Evangelio, ha iluminado estas tierras, y a ella se una la luz del amor que perdona y reconcilia».

El Papa concluyó su saludo recordando cómo corrieron los apóstoles al sepulcro de Jesús el día de la Pascua, «a pesar de las dudas e incertidumbres», y dijo que espera que los católicos y los armenios sigan «la llamada de Dios a la comunión plena y apresuremos el paso hacia ella». Al final, Francisco pidió a Karekin II que lo bendijera, que bendijera a la Iglesia católica y también «esta nuestra andadura hacia la unidad plena».

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
6
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.