Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“La Salve”, tal y como se cantaba en el siglo XII

Comparte

El himno, promovido por franciscanos, dominicos y cistercienses, ha sido atribuido a diversos autores medievales

El Salve Regina, mejor conocido como, simplemente, La Salve, es un himno mariano, y una de las cuatro antífonas marianas cantadas en diferentes tiempos del calendario litúrgico.

Tradicionalmente se canta a la hora de las Completas en el tiempo que va desde el sábado antes de la fiesta de la Santísima Trinidad hasta el viernes previo al primer domingo de Adviento, pero es tanto más común escucharla, recitada, como la última oración del Rosario.

Sin embargo, como himno, fue compuesto, aparentemente, a finales del siglo XI, obviamente, en latín.

Suele atribuirse su autoría al monje alemán Hermann de Reichenau (lo mismo que al obispo de Compostela Pedro de Mezonzo; al de Segovia, san Jeroteo; o incluso a san Bernardo de Claraval) pero la mayoría de los musicólogos dedicados al tema siguen considerando que el himno es anónimo.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.