Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco invoca en Armenia el ecumenismo del “amor humilde”

ALEXANDER NEMENOV / AFP
Comparte

"Estamos llamados a tener la valentía de dejar las convicciones rígidas y los intereses propios, en nombre del amor"

“Rezando y «amándonos intensamente unos a otros con corazón puro», con humildad y apertura de ánimo, dispongámonos a recibir el don de la unidad”, pidió el papa Francisco este viernes 25 de junio durante el encuentro ecuménico y de oración por la paz en la Plaza de la República de la capital Ereván.

En la cita más esperada de este penúltimo día del viaje apostólica a Armenia, el Pontífice pidió por la unidad de los cristianos sin “cálculos” o “intereses”, sino, en “el amor humilde y generoso” que atrae “la misericordia del Padre, la bendición de Cristo y la abundancia del Espíritu Santo”.

Las palabras del papa Francisco se suscriben en su primera visita a Armenia, donde conviven cristianos católicos de rito latino, fieles católicos de rito armenio y cristianos de la Iglesia Apostólica Armenia.

En efecto, “la unidad no es un beneficio estratégico para buscar mutuos intereses, sino lo que Jesús nos pide y que depende de nosotros cumplir con buena voluntad y con todas las fuerzas, para realizar nuestra misión: ofrecer al mundo, con coherencia, el Evangelio”, constató.

Francisco señaló que “para lograr la unidad necesaria no basta, según san Nerses, la buena voluntad de alguien en la Iglesia: es indispensable la oración de todos”. La ceremonia fue abierta por cantos, lecturas y oraciones.

Ante miles de personas y de varios representantes religiosos, dijo: “Es hermoso estar aquí reunidos para rezar unos por otros, unos con otros. Y es sobre todo el don de la oración que he venido a pediros esta tarde. Por mi parte, les aseguro que, al ofrecer el Pan y el Cáliz en el altar, no dejo de presentar al Señor a la Iglesia de Armenia y a vuestro querido pueblo”.

Al poner como inspiración la ‘sangre’ de los mártires armenios y el santo Catholicós Nerses Shnorhali (1102-1173), monje y pastor, una de las figuras más representativas de la iglesia y la cultura armenia, Francisco evocó en ellos la iluminación para recorrer el camino que hace falta hacía la “comunión plena”.

Así, “siguiendo su ejemplo, estamos llamados a tener la valentía de dejar las convicciones rígidas y los intereses propios, en nombre del amor que se abaja y se da, en nombre del amor humilde: este es el aceite bendecido de la vida cristiana, el ungüento espiritual precioso que cura, fortifica y santifica”, constató.

 “Sigamos nuestro camino con determinación, más aún corramos hacia la plena comunión entre nosotros”, dijo en el lugar también conocido como La plaza Lenin.

Por su parte, durante el discurso inicial, el Catholicos de todos los Armenios remarcó que la oración por la paz se hizo a la sombra del símbolo sagrado del monte Ararat, señalado en la Biblia como lugar donde se posó el arca de Noé al terminar el diluvio universal.

Karekin II aprovechó para lanzar un mensaje de paz a Turquía debido a que el gobierno de Ankara aún insiste en negar el genocidio armenio del siglo XX. “La ocultación y la negación del mal es como permitir que siga abierta una herida sangrante sin un vendaje!”.

Al respecto, el Obispo de Roma exhortó al dialogo entre turcos y armenios. “Que Dios bendiga vuestro futuro y «haga que se retome el camino de reconciliación entre el pueblo armenio y el pueblo turco, y que la paz brote también en el Nagorno Karabaj» (Mensaje a los Armenios, 12 abril 2015)”.

El papa Francisco, a su vez, imploró por la paz en el mundo y lamentó la proliferación de las armas. En un ecumenismo concreto en los gesto de misericordia recordó a “los débiles, a los pobres y a los que piden sólo una vida digna”.

Asimismo, rememoró el dolor de los cristianos perseguidos en Oriente Medio, “a causa del odio y de los conflictos”.

‪El Pontífice mencionó otro símbolo cristiano del pueblo armenio, la memoria de san Gregorio de Narek, primer doctor de la Iglesia nombrado por el pontífice latinoamericano, y precursor de la paz. Por ello, lo llamó también “doctor de la paz”.

En este sentido, con el beneplácito del Papa, se evaluará próximamente de erigir la estatua de san Gregorio de Narek en el Vaticano, según informó este viernes, padre Federico Lombardi, portavoz papal durante una rueda de prensa en Ereván.

Francisco también tuvo palabras de esperanza para los jóvenes. “Queridos jóvenes: este futuro les pertenece: sabiendo aprovechar la gran sabiduría de vuestros ancianos, deseen ser constructores de paz: no notarios del status quo, sino promotores activos de una cultura del encuentro y de la reconciliación.

Por último, recordó a la diáspora armenia que ha tenido que abandonar el país durante las persecuciones y el régimen comunista. Ellos son “mensajeros de este deseo de comunión, «embajadores de paz”. El Pontífice les pidió de imitar a Cristo que amó a la humanidad que lo martirizó.

Francisco luego se dirigió a las primeras filas donde se encontraban las personas minusválidas y enfermas para saludarlos personalmente.

Antes de la ceremonia de la paz…

En el segundo día del viaje apostólico a Armenia, el papa Francisco visitó también el memorial de Tzitzernakaberd, luego se trasladó en avión a Gyumri, a unos 126 kilómetros de la capital Ereván y celebró la Santa Misa en la Plaza Vartanants en la mañana.

Antes del evento ecuménico, el programa del 14º viaje apostólico de la tarde, había perdurado con la visita a la Catedral apostólica armenia de las Siete Llagas de Gyumri, ubicada en la Plaza Vartanants, y a la Catedral católica armenia de los Santos Mártires de Gyumri.

Francisco, que estuvo siempre acompañado por Karekin II, encontró en la primera Catedral a un grupo de personas minusválidas y de refugiados sirios.

En la Catedral dedicada a los Santos Mártires, el Obispo de Roma y el Catholicos rezaron en silencio ante el Icono mariano de las siete plagas en veneración de la Cruz de Cristo. Luego se trasladó en avión a Ereván para celebrar el encuentro ecuménico y de oración por la paz.

Programa del Papa, sábado 25.06.2016: 

08.45 Visitó el memorial de Tzitzernakaberd

10.00 Se trasladó en avión a Gyumri

11.00 Santa Misa en la Plaza Vartanants de Gyumri

16.45 Visitó a la Catedral apostólica armenia de las Siete Llagas de Gyumri

17.15 Visitó a la Catedral católica armenia de los Santos Mártires de Gyumri

18.00 Se trasladó en avión a Ereván

19.00 Ha tenido el encuentro ecuménico y oración por la paz en la Plaza de la República de Ereván

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.