Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Reino Unido vota salir de la Unión Europea

Tomek Nacho-CC
Comparte

"Fue la voluntad expresada por el pueblo, y esto exige de todos nosotros una gran responsabilidad", declara el papa Francisco

El Brexit (salida de la Unión Europea) venció por más de un millón de votos (17.410.472 frente a 16.141.241 -51,9% frente al 48,1%-) este jueves 23 de junio. El referéndum sobre la permanencia de Reino Unido con la Unión Europea se salda finalmente con una sorpresa y abre un escenario único dentro del continente.

“Fue la voluntad expresada por el pueblo, y esto exige de todos nosotros una gran responsabilidad para garantizar el bien del pueblo del Reino Unido y también el bien y la convivencia de todo el continente europeo”, declaró hoy el papa Francisco al respecto, en una conversación con periodistas en el avión que le llevaba de Italia a Armenia, destacando la necesidad de garantizar la convivencia.

“Me he enterado del resultado final aquí en el avión, porque cuando salí de casa solo hojeé el Messaggero y todavía no había nada definitivo”, explicó en una respuesta al portavoz vaticano Federico Lombardi, según informó Vatican Insider.

Las encuestas vaticinaban una ligera ventaja de la permanencia. Sin embargo, finalmente con una participación del 72% del electorado, las posiciones políticas que defendían la marcha de la Unión Europea han vencido.

La salida de Gran Bretaña de la Unión Europea ha puesto a Europa en una situación muy difícil. Caída fuerte de las bolsas, el oro vuelve a ser la inversión refugio, dudas e incógnitas para las decenas de miles de europeos que viven en el Reino Unido y los ciudadanos británicos que viven en Europa, gran incertidumbre para los millares de empresas grandes y pequeñas que tienen sus inversiones o comercian con el Reino Unido, y un largo etcétera.

Los resultados son distintos dependiendo de la región del Reino Unido consultada. Gales se decantó por la salida e Irlanda del Norte por la permanencia. El Este, el Norte de Inglaterra y Escocia también votaron por la permanencia pero con una ventaja que no ha sido suficiente para compensar los votos del resto de las demarcaciones políticas.


Brexit: ¿Reino Unido debe permanecer en la Unión Europea?


Ahora comienza un periodo de inestabilidad política y económica. La libra ha caído en picado a su nivel más bajo desde 1985.

El portavoz de los nacionalistas escoceses ha pedido un nuevo referendum de independencia.

Quien iba a ser el Primer Ministro David Cameron (a favor de la permanencia), el principal responsable, ha dimitido.

También se notarán las repercusiones en la Unión Europea. El Tratado de Lisboa establece las pautas que han de seguirse a partir de ahora.

Reino Unido debe notificar su deseo de abandonar la Unión Europea y posteriormente se abrirá un periodo de dos años para ejecutar su salida. Este periodo de tiempo podía ampliarse si así lo deciden los 27 estados miembros de la Unión Europea.

Todo un terremoto político que hace temblar los cimientos de la Unión Europea. Los próximos días y meses serán claves para comprender las repercusiones de esta decisión.

Nunca antes un Estado miembro había votado y aprobado su salida de la Unión Europea. Hasta ahora todos querían entrar en Europa, como Turquía, Croacia, Serbia Ucrania, etc.

Es un fuerte toque de atención a la Unión Europea. Las cosas no pueden seguir igual. No seguirán igual. Europa tiene que entusiasmar a los ciudadanos europeos, y esta es su gran asignatura pendiente. Bruselas se ve como un centro de poder lejano, burocratizado y muy complicado.

La reacción de Alemania es de calma, pero la política de Ángela Merkel, “capitana del barco de Europa” deberá cambiar. François Hollande, presidente de Francia, ha dicho que “el voto británico pone gravemente a prueba a Europa”. Italia y España piden calma, pero entre la opinión pública hay desolación.

Mientras tanto, la ultraderecha europea está ya animada a celebrar referéndums para salir de Europa, especialmente en Chequia y Hungría. El jefe de la extrema derecha xenófoba, Farege, dice que “Europa se está muriendo”.

¿Funcionará Europa mejor sin Gran Bretaña? Los europtimistas dicen que tras los ajustes por la salida del Reino Unido, Europa estará mejor porque en realidad este país era una rémora, porque quería estar en Europa “con ventaja” frente a los demás estados.

El premier británico David Cameron es el primer responsable de esta situación, al haber prometido y convocado un referéndum sobre si mantenerse o salir de la Unión Europea.

Por su falta de liderazgo en el interior de su partido no se le ocurrió otra cosa que prometer un referéndum, lo mismo que hizo con el caso de Escocia (que por cierto ha votado a favor de permanecer en Europa).

¿Era necesario el referéndum? En la sociedad actual que se mueve por sentimientos encontrados, con la ayuda de las nuevas tecnologías de la información y con los apasionamientos que acompañan, un voto tan trascendental que dependa más del corazón que de la cabeza es como echar una moneda al aire. Los ciudadanos deben decidir sí o no, y de ello depende el futuro de generaciones.

Hay constituciones europeas que impiden el referéndum en dos temas cruciales: los relacionados con los impuestos y la política internacional.

Ambos temas dependen mucho de consideraciones muy personales de los ciudadanos, porque afectan a su bolsillo directamente o a sus sentimientos. Algunos sostienen que las decisiones deben tomarlas los parlamentos elegidos democráticamente.

Además, Gran Bretaña ya celebró en 1975 un referéndum, en que ganó el “sí” por un amplio margen. ¿Había que hacer otro referéndum en 2016? Y si ganaba el “sí” ahora, se puede decir ¿hasta cuándo?

Para poco más de la mitad de los británicos que votaron ayer, seguir en Europa era el despilfarro, perder la soberanía como país para entregarla a los burócratas europeos y a 28 estados. Para los que votaron quedarse, Europa era la gran oportunidad de futuro.

Como dijo el presidente Barak Obama, los Estados Unidos están más interesados en Europa, donde hay 300 millones de consumidores, que en una Gran Bretaña aislada.

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.