Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 25 julio |
San Chárbel
home iconDesde Roma
line break icon

Damasco; relaciones fructuosas entre cristianos y musulmanes

Vatican Insider - publicado el 22/06/16

Después de cinco años de guerra, Siria está de rodillas. En la capital, en Damasco, entre escombros y vidas atemorizadas y postradas por la violencia, hay quienes con tenacidad y paciencia resisten tratando de honrar y reforzar de cualquier manera los vínculos de afecto, de cercanía y de atención que hacen «humana» la vida, incluso cuando se vive en condiciones difíciles.

Sor Carol Tahhan, siria de 44 años, directora de la comunidad salesiana que se ocupa de una escuela materna, tres laboratorios de sastrería y un gran oratorio, describe la cotidianidad de Damasco subrayando los vínculos entre personas de diferentes religiones que ni la guerra nu el conflicto han deshecho. «En la ciudad, antes de la guerra, casi no se tenía en cuenta la pertenencia religiosa de las personas y la convivencia entre cristianos y musulmanes también era buena. Hoy la situación ha cambiado: los musulmanes a menudo están divididos en grandes facciones opuestas y se han manifestado formas de fanatismo que siembran grandes sufrimientos. Sin embargo, entre muchos cristianos y musulmanes las relaciones todavía son buenas: veo estos vínculos a la obra en la amistad sincera que une a muchos chicos en la escuela, en los gestos de solidaridad que intercambian las familias, en la complicidad con la que afrontan juntos los problemas y con la que se apoyan. Nosotras, las monjas, ayudamos a todos, sin ahorrar fuerzas y sin hacer distinción entre cristianos y musulmanes, siguiendo el ejemplo de Jesús. En nuestro trabajo podemos contar con la ayuda de voluntarios y colaboradores de fe musulmana, personas buenas y generosas que trabajan con gran dedicación. Nos sentimos muy respetadas por ellos, así como por toda la población, incluido el ejercito».

La vida cotidiana

Desde que comenzó la tregua, la vida ha mejorado en la ciudad: la corriente eléctrica llega a todos los barrios durante algunas horas al día, aunque nunca sea a horarios fijos, y hay agua durante las horas del día. «Escuchamos explosiones o disparos, nadie se siente verdaderamente al seguro: tenemos la esperanza de que la tregua se mantenga, pero nunca nos abandona el temor de que puedan volver a comenzar los enfrentamientos y los lanzamientos de misiles. El mayor problema es la pobreza: los precios, sobre todo de los víveres, han aumentado inverosímilmente, y muchísimas personas no logran afrontar las necesidades cotidianas. Yo y mis cuatro hermanas distribuimos paquetes con comida y medicinas, apoyamos a los más necesitados con el pago de los alquileres y de los tratamientos médicos, dedicamos mucho tiempo a escuchar a todos los que, con el corazón herido, buscan palabras de consuelo y de ánimo. Nunca hemos pensado abandonar Siria, ni siquiera cuando los enfrentamientos eran más intensos. Estamos aquí para quedarnos y para seguir cuidando a las personas tan duramente afectadas».

Los niños y las heridas de la guerra

La mayor parte de los 217 pequeños que van a la guardería son musulmanes: los padres quieren inscribir a sus hijos porque se ha difundido el rumor de que allí los niños encuentran la serenidad, la calma, la alegría: «Hacemos todo lo posible, con las maestras (una es musulmana y es una mujer de gran valor), justamente para ofrecer un clima sereno y alegre, prestando mucha atención a las necesidades de cada uno», explica sor Carol. «Desgraciadamente la guerra ha dejado heridas profundas en los niños, que manifiestan signos evidentes de los traumas sufridos: recuerdo, por ejemplo, a una pequeña, que llegó hace pocos días, que asistió al homicidio de su abuelo por parte de milicianos del EI. Desde aquel día ya no puede hablar, balbucea frases incomprensibles y se mueve constantemente. Por el momento estamos tratando de entender cuál será la mejor manera para ayudara». A menudo, explica la religiosa, «los niños manifiestan diferentes formas de agresividad y, cuando traen de su casa sus juguetes preferidos descubrimos que muchas veces se trata de pistolas. Entonces hemos adoptado una solución: cuando llegan hacemos que entreguen sus juguetes y les damos otros a cambio, como peluches y pelotas de colores. Tratamos de acostumbrarlos a divertirse y a estar con sus compañeros sin simular la guerra».

La sastrería

Sor Carol es la responsable de tres grandes laboratorios de sastrería, que nacieron gracias a la iniciativa del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que propuso el proyecto a las salesianas hace cinco años. Las monjas aceptaron inmediatamente, convencidas de que habrían podido ayudar a muchas mujeres cuyas vidas estaban marcadas por grandes tribulaciones. El primer año, las plumas fueron catorce; en la actualidad son cien, tanto musulmanas (la mayoría) como cristianas. Muchas han huido de otras zonas de Siria y han perdido todo; otras han sufrido violencias inauditas; otras se han quedado solas y han perdido a sus esposos. El proyecto prevé un curso anual tras el cual las que se diploman tienen dos posibilidades: comenzar a trabajar en sus casas con una máquina de coser que les da la escuela y vender sus productos o trabajar como empleadas en el laboratorio de la escuela, ganando un salario. En este caso, las monjas son las que se ocupan de la venta de los productos y con las ganancias compran bienes de primera necesidad que distribuyen entre las personas indigentes.

Los colaboradores musulmanes

No fue nada fácil montar estos tres laboratorios, recuerda sor Carol: «Nos ayudó un señor musulmán que se ofreció con mucha generosidad: ¡no sé qué habríamos hecho sin él! Ahora también podemos contar con un personal que incluye a personas musulmanas, como las dos maestras de cosido que se dedican escrupulosamente a la enseñanza, con la ayuda de dos asistentes cristianas. Las alumnas están muy contentas por poder volver a empezar a vivir aprendiendo un oficio y hacerlo en un ambiente acogedor; a menudo dicen que aquí hay un auténtico espíritu familiar; se sienten finalmente en casa, aludidas y protegidas».

La paz del futuro

Pensando en el futuro, sor Carol afirma: «todos nosotros, obviamente, rezamos y esperamos que se llegue a la paz y que todas las personas que huyeron al extranjero puedan volver a su patria. La reconstrucción tendrá que comenzar tanto fuera como dentro de las personas. El espíritu familiar (espíritu de acogida, de respeto, de benevolencia) que une todavía a muchos cristianos y musulmanes puede constituir un elemento importante para esta reconstrucción».

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
2
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
3
st charbel
Aleteia Líbano
¿Acaso no está sucediendo lo que dijo san Charbel?
4
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
5
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
6
ANGEL,CHILD,STATUE
Philip Kosloski
¿Te preocupan tus hijos? Haz esta oración a los ángeles de la gua...
7
Kathleen Hattrup
Posible milagro revelado en fotos exclusivas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.